El arquero de Boca Juniors, Esteban Andrada, quedó al margen de la edición 2019 de la Copa América, al ser desafectado por el cuerpo técnico y médico de la Selección Argentina.

El golero xeneize sufrió un golpe en una de sus rodillas el pasado miércoles, que derivó en sinovitis, por lo que no decidieron esperarlo, y volverá a nuestro país para recuperarse.

El plazo para confirmar un reemplazante vencía a las 19 pero rápidamente el DT Lionel Scaloni definió que Juan Muso, actualmente en Udinese ocupará ese lugar en el certamen brasileño.