Es una cuenta pendiente que quedará dentro de lo que fue (y sigue siendo) una enorme carrera como la de Andrés D'Alessandro: haber participado en un Mundial.

El propio futbolista reconoció que en más de una ocasión se sintió con chances de representar al país en la máxima competencia, aunque por distintos motivos se le fueron cerrando puertas. La ausencia que más le dolió fue la de Sudáfrica 2010: Juan Román Riquelme, quien compartía su puesto, se había bajado por una pelea con Diego Maradona, y su presente futbolístico era magnífico. Aún así, ni tuvo la chance.

"A veces me da cosa hablar. El 2010 fue uno de los mejores años de mi carrera, siendo uno de los mejores jugadores de América, ganando Libertadores y un montón de cosas", comenzó el Cabezón en una entrevista con Perros De La Calle y agregó: "Sentí que pude haber estado. No fue una de las mejores selecciones de los últimos años, clasificó justo y me parece que pude haber ido tranquilamente".

"Con Maradona hubo un tema extra futbolístico", continuó el ex River y explicó: "Mi hermano tuvo una relación con una de sus hijas (Gianinna) y no sé si él lo agarró para otro lado eso. Realmente fue muy raro no haber sido convocado nunca. No me llamó ni una vez para probarme. Si mal no recuerdo, en ese momento se habían probado a más de 130 jugadores".

Para luego finalizar "Yo nunca lo hablé con él, pero en off se saben cosas", insistió D'Alessandro, que cerró: "Yo tengo mi opinión y él la suya. Yo sigo teniendo mi pensamiento de aquel momento y eso no me lo va a sacar nadie, sé lo que pasó y me imagino cómo fue todo".