Ovación
Miércoles 01 de Noviembre de 2017

Ángel Sánchez: "El VAR tendría que haber intervenido en la mano de Marcone"

El éxarbitro y actual secretario técnico de los referís de nuestro país se refirió a la gran polémica que se desató en la utilización del Sistema de Árbitro Asistentes de Video. "Se tendría que haber utilizado en el inicio de un torneo y no en las instancias finales", apuntó

El partido entre Lanús y River, en La Fortaleza, por la revancha de las semifinales de la Copa Libertadores de América, generó una gran polémica. Sin embargo, la misma no se originó en torno a la superioridad o no desde lo futbolístico del equipo de Jorge Almirón, sino por la actuación del VAR.

El sistema de Árbitros Asistentes de Video jugó un papel preponderante, ya que el árbitro Wilmar Roldán no lo requirió en lo que hubiera sido un claro penal a favor del Millonario por una mano de Iván Marcone y en lo que era una expulsión para el local tras un golpe en la cara de Román Martínez a Ariel Rojas, aunque el colombiano sí lo utilizó para sancionar la pena máxima a favor del Granate por una clara falta de Montiel, a Nicolás Paquini.

En diálogo con UNO Santa Fe, Ángel Sánchez, exárbitro y secretario técnico de los referís argentinos, opinó: "Evidentemente me da la sensación de que si bien se trabajó en lo previo en una preparación de dos semanas en Paraguay no es lo mismo un simulador que un hecho real. En algunas situaciones se trabajó bien y en otras no tanto, por lo que hay que seguir profundizando el trabajo para lograr un mayor grado de certeza".


Roldan.jpg



Mientras que más adelante se refirió a cómo se dio el desembarco de este sistema y manifestó: "Me parece que a este sistema va a costar adaptarlo. Se pudo ver en la primera decisión en el penal a favor de River que fue claro y el árbitro lo sancionó rápidamente. Allí lo que debió haber ocurrido era un apoyo inmediato del VAR y no tanta discusión y debate. Es como que el árbitro espera más del VAR de lo que realmente necesita, y esto genera dilación y discusión, que es algo que no debe ocurrir. Esto tiene que ser decisión exclusiva del árbitro de solicitar o no la colaboración del video. Creo que nos va a costar más a nosotros que a otros porque evidentemente nuestras maneras no son las adecuadas".

Posteriormente, se lo consultó sobre si la instancia de semifinales era la adecuada para comenzar a implementar el VAR y opinó: "Me parece que hubiese sido necesario trabajarlo mucho más y sobre todo en vivo. Este tipo de tareas que van a cumplimentar los árbitros se tendrían que haber hecho en el inicio del torneo, luego evaluar quiénes son los mejores VAR para este tipo de circunstancias para que estén en las instancias finales. Esto para el árbitro es complicado y nos damos cuenta de que no resultó de la forma en que todos pretendíamos".

Embed


También dejó su visión sobre la jugada donde Iván Marcone toca la pelota con la mano en el área en el primer tiempo, y destacó: "El VAR está para la mínima interferencia y las jugadas claras. El árbitro no lo percibió y me da la sensación que tendría que haber intervenido el VAR. Ellos son los que les deben comunicar al árbitro, era una jugada digna de revisar, así como lo hizo en el penal a favor de Lanús. La mano es clara, no hay una valoración de parte del árbitro. Obviamente que luego la decisión quedará en manos del árbitro, pero era una jugada donde el VAR determina necesariamente revisarla".

En cuanto al papel que juegan los árbitros asistentes (líneas) con este nuevo sistema de arbitraje, manifestó: "Lo que entiendo es que el línea puede especular, ya que si levanta la bandera puede cortar una jugada, si habilita y termina en gol el VAR lo revisa y si estaba adelantado lo va a sancionar. En circunstancias muy finas siempre va a preferir habilitar, ya que si luego aparece una posición adelantada mínima el VAR lo va a corregir. Me da la sensación de que el asistente debería, en situaciones de jugadas finas, permitir que la jugada continúe y que el VAR en definitiva valore o no la posición adelantada y convalide o no el gol".

Por último, cuando se le preguntó sobre qué variantes le haría al sistema para hacerlo más adecuado, respondió: "Creo que si dejamos liberado a los protagonistas a pedir la utilización de este tipo de recursos, salvo que se sea muy extremo, y se diga «vos me pedís esto y si no tenés razón te cobro un penal en contra» sería muy complicado y nos volvería locos. Apareció un error y abre una discusión y un debate nuevamente. Pero es algo que recién está comenzando a andar y habrá que ver cómo resulta en el tiempo. Por eso creía más conveniente utilizarlo en las etapas iniciales de un torneo y llegar a las finales con árbitros bien preparados".