Ovación

Apareció Messi y la Selección Argentina le ganó 2 a 1 a Bosnia en el debut del Mundial Brasil 2014

El equipo de Sabella, con goles de Kolasinac, en contra a los dos minutos del primer tiempo, y de Messi, a los 20 del complemento, le ganó a Bosnia 2 a 1 en el Maracaná por la primera fecha del Grupo F. Descontó Ibisevic.​ Mirá las fotos y los goles del partido. 

Sábado 14 de Junio de 2014

El seleccionado argentino de fútbol debutó esta noche en el Mundial con una victoria sobre Bosnia por 2-1 ante unas 80 mil personas en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, por la primera fecha del Grupo F.

El defensor Sead Kolasinac en contra (2') y Lionel Messi (20' del ST) marcaron los goles del conjunto de Alejandro Sabella; mientras que Vedad Ibisevic descontó para Bosnia (39'ST).

Le costó mucho a la Argentina . Luchó con sus propios temores, debió esforzarse para sacarse esos miedos. El 2 a 1 ante Bosnia dejó sensaciones ambiguas para nuestro seleccionado, que cambió a tiempo, que se arremangó cuando Lionel Messi estaba apagado y que soltó el grito retenido cuando la Pulga frotó la lámpara. Sufrió y se lleva muchas dudas para trabajar en la semana.

Seguramente, Alejandro Sabella analice los réditos que le dio el esquema 5-3-2, que realmente fueron nulos. En el primer tiempo, el seleccionado no creo situaciones de gol y se puso en ventaja gracias a un gol en contra de Kolasinac. Si se le cuentan tres situaciones de gol en los primeros 45 minutos es mucho.

Para el segundo tiempo, Sabella cambió el esquema y pasó al 4-4-2. Sacó a Campagnaro y a Maxi Rodríguez y mandó a la cancha a Fernando Gago y Gonzalo Higuaín. Entonces, comenzó la remontada y, de a poco, la Argentina hizo pie en el partido. Lionel Messi, con un gol de esos que hace en Barcelona, puso el 2 a 0 parcial y le dio oxígeno al seleccionado. A cinco minutos del final, Ibisevich descontó al aprovechar un descuido de la defensa argentina.

Se festejó el triunfo, pero a medias. Los jugadores saben que deberán cambiar la imagen, se sienten y son favoritos, pero no así. Ni bien terminó el partido, Sabella hizo una autocrítica, en caliente y le apuntó al esquema elegido: "A veces, los errores son míos".

¿Te gustó la nota?