Santa Fe Rugby Club viene muy bien. Luego de un paso en falso en la primera fecha del Regional del Litoral, donde perdió con Old Resian, logró recomponerse y conseguir resultados satisfactorios.

El haberse impuesto en el clásico, jugado en Sauce Viejo, contra CRAI, más allá de la alegría de haberle ganado al rival de siempre, fue un punto de inflexión, ya que a partir de allí el rendimiento fue positivo, y se lograron dos triunfos al hilo. Primero con CRAR de Rafaela, y luego, ante Estudiantes en Paraná. Hubo una derrota ante Gimnasia, pero fue en un contexto más que equilibrado y por un score muy apretado, 35 a 32.

Igualmente la parada del fin de semana pasado en las Delicias del sur provincial era complicada. Ir siempre a jugar con Duendes es duro, y más si se tiene en cuenta que en condición de visitante el riesgo es aún mayor. Por ello, el triunfo conseguido por Santa Fe Rugby Club ante el múltiple campeón litoraleño tiene un valor muy importante.

En primer lugar se le ganó a un equipo de fuste, en su casa, con punto bonus, y cumpliendo una buena producción. A ello hay que agregarle que hubo actuaciones individuales para destacar como el caso de Lucas Salvador Caputto. El tercera línea de la escuadra conducida por Raúl De Biaggio fue el autor de dos ensayos.

Al margen de los dos tries conseguidos ante Duendes, uno de los cuales fue una jugada inolvidable, iniciada por Sebastián Álvarez en su propio campo de juego, Lucas viene cumpliendo buenas actuaciones, y se ha consolidado como elemento titular. "Venimos en crecimiento, pudimos aprovechar las oportunidades que dispusimos cuando Duendes tenía un jugador menos. Que fue cuando logramos sacar diferencias en el marcador", destacó el jugador de SFRC; quien luego agregó que "Hay que seguir jugando, seguir entrenando para seguir creciendo, ya que estamos para cosas grandes".

Un punto determinante fue el viento que se dió en el trámite del encuentro ante el verdinegro rosarino, sobre lo cual Caputto, refirió que "Sabíamos que con el viento que había, era un tiempo y un tiempo. Creo que una falencia que tenemos es todavía salir con el pié desde nuestro campo. Pero en el segundo tiempo lo supimos mejorar con pelota controlada, con muchas fases, con juego desplegado y ahí estuvo la clave".

Clave fue el haberle quitado la pelota a los rosarinos, y sobre este punto, el tercera línea santafesino expresó que "Tenemos claro que este tipo de equipos, como Duendes o Gimnasia, les gusta mucho tener la pelota, y si se la sacás se le complica. Otro punto es que si los tackleas arriba también se les complica y podés sacar réditos. Entonces fue una de las cosas que hablamos durante la semana, y en el partido salió bastante bien".

En cuanto a lo que viene, destacó que "Nos planteamos jugar mejor, apostamos siempre a desplegar un rugby mejor año a año, y creo que lo estamos logrando de a poco. Pero todo es en base a mucho trabajo".