Ovación

Argentina enfrenta a Irán con los octavos de final del Mundial entre ceja y ceja

La Selección jugará desde las 13 de este sábado en Belo Horizonte. Con una victoria, los de Alejandro Sabella habrán conseguido el primer objetivo: pasar de ronda.

Viernes 20 de Junio de 2014

La Selección argentina jugará este sábado frente a Irán en Belo Horizonte por el paso decisivo que complete su primer objetivo, el que lo deposite en los octavos de final, la etapa donde se comienza a vivir el verdadero Mundial.

El encuentro se disputará desde las 13, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, con el arbitraje del serbio Milorad Mazic, acompañado por sus compatriotas Milovan Ristic (asistente 1) y Dalibor Djurdjevic (asistente 2). El cuarto árbitro será el natural de Tahití, Norbert Hauata.

Irán, que igualó en el debut sin goles frente a Nigeria, es una de las selecciones más débiles de la competencia, aunque tal como remarcaron tanto los jugadores como el entrenador Alejandro Sabella, no hay que confiarse de lo que pueda ocurrir.

El pasaje para octavos de final se concretará, sin depender de ningún otro resultado, a través de una victoria.

Y en busca de ese objetivo, después de tantas polémicas, el técnico Alejandro Sabella pondrá en cancha un equipo ofensivo, el reclamado no sólo por la prensa y los hinchas, sino por los propios jugadores, quienes marcaron terreno pidiendo volver a jugar con el sistema 4-3-3, dejando de lado el defensivo 5-3-2 con el que arrancó el partido ante Bosnia.

Es que Argentina, además de la clasificación, se debe una actuación que le devuelva el rol de candidato, que ratifique que está para llegar a las instancias finales de este Mundial.

Para el elenco nacional entonces, es el momento de demostrar porque fue considerada antes de la competencia como una de las candidatas a quedarse con la Copa.

Se debe la actuación que la ponga otra vez en lo más alto, junto a un Lionel Messi que debe demostrar, de una vez por todas, que es el mejor jugador del planeta.

Argentina e Irán sólo se han visto las caras una vez, en 1977, encuentro que terminó en empate 1-1.

¿Te gustó la nota?