Ovación
Viernes 10 de Noviembre de 2017

Argentina tampoco dejó entrar a Mike Tyson

Personal de Migraciones se comunicó con la Gerencia de Aerolíneas Argentinas para solicitar que no se permita el embarque del exboxeador, que había sido expulsado de Chile el jueves. Acá el por qué

La Dirección Nacional de Migraciones de Argentina rechazó este viernes el ingreso al país al exboxeador estadounidense Mike Tyson por "antecedentes penales", un día después que Chile tomara la misma decisión. Un vocero del organismo migratorio informó que la decisión fue adoptada luego que Aerolíneas Argentinas informara la lista de pasajeros que tenía previsto volar a Buenos Aires desde el Aeropuerto de Santiago, al que Iron llegó este jueves.

Chile deportó al excampeón mundial de los pesados "por no cumplir con la Ley de Extranjería" y las autoridades argentinas bloquearon su ingreso al país por los antecedentes penales del neoyorquino. Así, ordenaron a los funcionarios de la empresa aérea a impedirle que embarque la aeronave que tenía previsto volar desde en el aeropuerto Comodoro Arturo Merino hacia el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery.


El Tyson, de 51 años, estaba invitado por Space para realizar una serie de actividades, entre otras grabaciones comerciales para promocionar una serie de premios que la emisora entregará en diciembre para reconocer las mejores películas de cine de acción denominados Space Awards.

Tyson saltó a la fama en 1986 tras convertirse en el campeón pesado más joven de la historia con apenas 20 años. Considerado imbatible durante el resto de la década, su carrera se descarriló cuando fue vencido por James Douglas en 1990. En 1992, Tyson fue condenado por violar a una reina de belleza en un concurso en Indianapolis y fue sentenciado a seis años de prisión. Fue liberado en 1995 y, aunque recuperó dos de sus títulos mundiales en 1996, nunca pudo recuperar el aura de invencible que le había caracterizado.

Fue noqueado por Evander Holyfield en 1996 y al año siguiente se le prohibió boxear después de que arrancó de un mordisco un trozo de la oreja de Holyfield durante su revancha en Las Vegas, Nevada. Tyson fue nuevamente encarcelado en 1999 por agredir a dos personas durante un accidente de tránsito. Tras ser liberado, intentó combatir con el campeón pesado británico Lennox Lewis, pero fue postergado después de una rueda de prensa, en enero de 2002, en la que el boxeador nacido en Brooklyn desencadenó una masiva reyerta en la que mordió en una pierna de Lewis.

Cuando la pelea finalmente se disputó, Tyson fue vencido por Lewis y posteriormente sufrió una serie de derrotas que lo llevaron a retirarse de la actividad en 2005 con un récord de 50 triunfos (44 ko) y seis reveses.