Gabriel Heinze habló en conferencia de prensa y reflexionó acerca de su eufórico festejo en el partido frente a Banfield. "Me siento hasta un poco avergonzado con lo que hice en el festejo, pero es algo que no pensé. A veces uno actúa con la adrenalina que tiene y justo había ese balón ahí. ¡No sé de dónde apareció! Estaba feliz", contó el Gringo.

Además, el entrenador de Vélez explicó el porqué de su reacción: "Le dedico mucho a esto y quiero que los jugadores tengan su recompensa por todo lo que están haciendo, fue por eso. Me llena de felicidad".

Por último, a pesar de la alegría por la victoria y fiel a su estilo autoexigente, Heinze destacó que aún hay cosas por corregir: "Hay que trabajar más en el aspecto defensivo, tanto en lo individual como en lo colectivo. Tenemos que lograr que esa portería en cero sea más seguido".