Barcelona, con Lionel Messi en un gran momento goleador, intentará hacer valer la holgada victoria por 4-1 conseguida en el primer partido cuando visite este martes (15.45 de Argentina) a Roma, que necesita de un verdadero milagro, en un encuentro de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa.

Barcelona tiene como objetivo ratificar sin sobresaltos su clasificación para las semifinales del máximo torneo continental, instancia que no pisa desde el 2015, ya que en las dos últimas temporadas fue eliminado en los cuartos ante Atlético de Madrid y Juventus, que a la postre terminaron perdiendo la final ante Real Madrid.

Hasta esta eliminatoria, ambos equipos sólo se habían visto las caras en la fase de grupos de esta competición continental y, en sus dos visitas al Olímpico de la capital italiana, el "Barca" sufrió una de derrota (3-0, la temporada 2001-02) y logró un empate (1-1, en la 2015-16).

Sin embargo, en esta oportunidad, los catalanes llegan como el único equipo de los que se encuentran en cuartos que todavía no ha perdido esta temporada en su Liga local (24 triunfos y siete empates) y con una renta de tres goles luego del 4-1 conseguido en el Camp Nou.

Por su parte, Roma, que nunca en su historia europea ha logrado remontar una desventaja de tres goles, encara la revancha con el deseo de conseguir una hazaña, más teniendo en cuenta que se mantiene invicto en el Olímpico en la actual campaña europea. Por la fase de grupos le ganó 3-0 al Chelsea, 3-0 al Qarabag y empató 0-0 contra el Atlético Madrid, en tanto que, por los octavos, derrotó 1-0 al Shakhtar Donetsk