Carlos Bilardo (técnico campéon en México 86 y subcampeón en Italia 90) dejó su punto de vista sobre la jornada negra de la Selección con el 6-1 que le asestó España en Madrid.

"Es duro, duele. Deja secuelas seguro. Cualquier partido de Selección que duele, va a traer problemas. Y si el resultado es como el de hoy, peor", analizó el Doctor.

También valoró el peso de Lionel Messi en el equipo: "Que venga Messi es importantísimo. Cuando el contrario lee la formación y ve a Messi dice 'uh'. Lo mismo que cuando veía a Pelé, a (Diego) Maradona, a (Johan) Cruyff".

"No me interesa el resultado sino el funcionamiento. Yo los llevaría a mi habitación, a algún saloncito, sin comer ni tomar nada, y ahí se habla. Si tengo un video les marco 'esto está bien, esto está mal'. Y los jugadores tienen que responder, que no hable solamente el técnico", subrayó.

De todas maneras, el Narigón respaldó al equipo: "Argentina es favorito siempre. Todos lo dicen, y lo respetan. Ahora, no tienen que dejarse caer porque después no lo remontan más".

Además, dio a entender que su enemistad con César Menotti sigue vigente pese al paso del tiempo, ante el rumor de que podría producirse una cumbre de entrenadores antes del viaje a Rusia: "No me reuniría con Menotti y Sampaoli". Escueto, explicó sus motivos: "Después de lo que sufrí, no".

Por último, reiteró su versión sobre la promesa de volver a ver a la Virgen de Tilcara que el plantel de 1986 habría incumplido: "Yo lo que prometí lo cumpí. Fui a Luján caminando mas o menos cuatro veces desde mi casa de Flores. Lo de la promesa lo inventaron allá y yo les dije 'son unos fenómenos, si no ganamos más es por no fuimos y si ganamos es porque fuimos'".