El plantel de Boca Juniors arribó este jueves en un vuelo privado de la ciudad colombiana de Barranquilla, donde igualó con el Junior 1-1 por la quinta fecha del Grupo H de la Copa Libertadores de América, y se dirigió a entrenar con miras al compromiso del próximo domingo como local ante Unión de Santa Fe, por la fecha 26 de la Superliga, que lidera. El plantel Xeneize llegó en un chárter al Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires poco después de las 7.15, encabezado por el entrenador Guillermo Barros Schelotto, quien no formuló declaraciones y mantuvo el gesto adusto que había mostrado en Barranquilla, donde su equipo logró apenas un empate que transformó en incierta su clasificación a los octavos de final.

El Grupo H es liderado por Palmeiras de Brasil con 10 puntos, luego se ubica Junior con 7, Boca 6 y Alianza Lima de Perú 1.

Boca, seis veces campeón de la Libertadores, la última de ellas en 2007, deberá superar a los peruanos en La Bombonera el 16 de mayo y esperar que Junior empate en su visita al Palmeiras, aunque también podría lograrlo si empata con Alianza y los colombianos pierden en San Pablo.

En el torneo local, Boca es líder con 53 puntos, tras más que el escolta, Godoy Cruz, aunque con un partido menos, el que no jugó el domingo pasado ante Gimnasia en La Plata debido a la lluvia.

Boca recibirá a Unión el domingo desde las 17.45 con arbitraje de Germán Delfino y televisación de TNT Sports.