La noche del sábado trajo una nueva entrega de las semifinales de la Liga Femenina, con Boca como el primero en superar este obstáculo, gracias a un nuevo triunfo sobre Villa Dora, esta vez como visitante para sellar la serie. En tanto, Gimnasia y San Lorenzo batallaron por cinco sets en La Plata, con victoria para las Matadoras que incluyó una remontada de un 0-2 para llegar por primera vez a la última instancia del certamen.

Previo a las semis, Villa Dora había perdido solamente un partido en la Liga en curso, ante San Lorenzo por 3-2 en la fase de grupos. Luego de aquel Weekend 2, las Doras marcharon sin derrotas por el resto de la primera fase y extendieron su andar en los dos cuadrangulares, en los equivalentes a octavos y cuartos de final. Sin embargo, después de ceder la primera semifinal con Boca, no pudieron corregir en condición de local y, por 3-1, el Xeneize selló su acceso a la final, lugar al que regresa tras una Liga de ausencia y con el sueño de ser campeón por quinta vez.

Mientras tanto, el Polideportivo Víctor Nethol en La Plata fue escenario de un partidazo entre las Lobas, que debían ganar para continuar con vida en la semi, y San Lorenzo, que tras el 3-0 de la ida llegaba con la balanza levemente a su favor. Todo parecía dirigirse a un tercer juego con el 2-0 de Gimnasia, que rebalsó contundencia en el primer set, pero el conjunto azulgrana demostró tener resto para seguir en pie. San Lorenzo ganó los dos sets siguientes y, en el tie-break, deshizo un 6-3 platense para cambiar de lado con ventaja 8-6 y, al rato, arremetió desde el 13-10 hacia el punto de cierre, el que valió el boleto a la final y también el fin de la defensa del título por parte de Gimnasia.

De esta manera, habrá final metropolitana en la Liga Femenina, con dos de los grandes animadores que ha tenido la División de Honor en los últimos años, ahora en busca de la corona más importante a nivel nacional.

Fuente: Somos vóley