Boca Juniors, líder de la Superliga, visitará esta tarde a Atlético Tucumán con la premisa de conseguir una victoria que le permita consolidar su posición y dejar atrás el mal trago de haber perdido con River Plate la final de la Supercopa Argentina.El encuentro, válido por la fecha 20 de la Superliga, se jugará desde las 17.45 en el estadio Monumental "José Fierro", de la capital tucumana, dirigido por Darío Herrera y televisado por la señal de cable TNT Sports.

En el fútbol todo es muy cambiante y Boca puede dar fe de eso porque hasta el fin de semana pasada sólo recibía elogios por su gran campaña en la Superliga que lidera con 46 puntos, cinco por encima de Talleres de Córdoba, su más inmediato perseguidor que anoche venció a Defensa y Justicia (1-0).

Sin embargo, luego de la derrota sufrida el miércoles en Mendoza surgieron las dudas sobre la capacidad anímica del equipo, ya que en los futbolísticos tiene altos y bajos, como la mayoría de los clubes argentinos.

Es decir que si bien la ventaja en el torneo local es amplia, el "Xeneize" no puede confiarse y por eso va a Tucumán con lo mejor disponible.

Para Boca, dejar puntos en el camino a esta altura del torneo puede ser riesgoso dado que a partir de abril tendrá una agenda exigente y recargada por su participación en la Copa Libertadores.

Si bien el presente de Atlético Tucumán lo muestra como un equipo en caída libre (acumula cinco partidos oficiales sin ganar, con dos empates y tres derrotas consecutivas), lejos está de ser un rival accesible, especialmente cuando juega en su estadio.

Además, el historial que muestra que Boca es el único de los denominados grandes del fútbol argentino que no pudo ganarle al conjunto tucumano desde que se instaló en la Primera División, hace tres años, ya que fue derrotado (1 a 0) en La Bombonera y luego empató (2 a 2) en el "José Fierro".

El entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto, pondrá por primera vez en un partido oficial a Carlos Tevez junto a su amigo Ramón "Wanchope" Ábila, en una combinación que los hinchas le pedían hace tiempo y ahora se dará porque el colombiano Edwin Cardona está suspendido por acumulación de amonestaciones.

El ingreso de Ábila por Cardona será uno de los cambios, el otro el del lateral izquierdo Emmanuel Mas por el también colombiano Frank Fabra, suspendido por el mismo motivo, haber llegado a las cinco tarjetas amarillas.

Ricardo Zielinski, por su parte, espera saber si contará con Luis "Pulguita" Rodríguez, ausente en los dos últimos encuentros por lesión, de lo contrario mantendrá entre los titulares a Leandro Díaz formando la dupla ofensiva con Javier Toledo.

Además, el técnico tiene dos dudas por cuestiones tácticas: una de la defensa, Andrés Lamas o Jonathan Cabral, y otra en el mediocampo, David Barbona o Gervasio Núñez.

Pese a que el "Decano" viene de perder contra Talleres, por la Superliga, y Libertad de Paraguay, por la Copa Libertadores, se espera que el Monumental estará colmado de hinchas de Atlético Tucumán, ya que no se permitirá la presencia de público visitante ni de "neutrales", como se acostumbra en otras provincias.