Boca Juniors sacó esta noche un punto de la galera al igualar 1 a 1 ante Atlético Tucumán, después de remar en desventaja en gran parte del cotejo y pudo evitar una derrota, que hubiese complicado su futuro, gracias a un gol de Walter Bou casi en el cierre del partido.

En un final tan electrizante como el que vivió la semana pasada cuando le ganó a Tigre en la última jugada del partido, Boca encontró el premio al esfuerzo realizado cuando Bou, quien había ingresado unos minutos antes en lugar de Emmanuel Mas, empujó casi sobre la línea del arco defendido por Augusto Batalla para establecer la igualdad.

El local se había puesto en ventaja en el primer tiempo gracias a un cabezazo de Javier Toledo, quien aprovechó el quedo de los defensores y las dudas del arquero Agustín Rossi -quedó a mitad de camino- para marcar un gol en lo que fue la única llegada de los dirigidos por Ricardo Zilienski en esa etapa.

Si bien el empate se festejó por el lado de los "xeneizes", porque una derrota hubiese sido muy dura después de haber perdido la Supercopa ante River, el resultado tiene una gran valor desde los anímico pero no desde el punto de vista de las estadísticas, ya que ahora tiene 47 puntos y Talleres quedó a seis, justo cuando ambos deben enfrentarse en La Bombonera en la próxima fecha.

El paréntesis que sufrirá la Superliga por la fecha FIFA, le vendrá muy bien a Guillermo Barros Schelotto para refrescar ideas y preparar el gran duelo del domingo 1 de abril con mayor tranquilidad después de días de turbulencia que vivió el plantel.

Boca tuvo el control del encuentro en los primeros 10 minutos pero poco a poco fue perdiendo presencia en el campo de juego y terminó atrapado por la telaraña que construyó el local en el mediocampo para cerrar los caminos hacia el arco defendido por gusAuto Batalla.

Con Pablo Pérez impreciso y Carlos Tevez deambulando sin brújula, el puntero de la Superliga se quedó sin el jugador que pueda generar fútbol y entonces su ataques se limitaron a intentos individuales.

Pese a las limitaciones, Boca tuvo dos chances claras en el primer tiempo: la primera se la perdió Cristian Pavón al remata desvidado desde el área chica cuando estaban 0 a 0 y la segundo no la pudo definir Ramón Abila después que Tevez, en lo mejor que hizo en toda la tarde, lo dejara cara a cara con Batalla.

Con el resultado adverso, el "xeneize" inclinó la cancha en el complemento y con más ímpetu que ideas generó varias situaciones para igualar y por éso no debió sufrir tanto.

Antes del gol del Bou hubo un claro penal a "Bebelo" Reynoso -su ingreso fue un acierto ya que le dio mayor movilidad a la ofensiva- por falta de Gabriel Risso Patrón, que Darío Herrera no sancionó, para Boca, y un gol de Rodrigo Aliendro, que no se convalidó por una posición adelantada previa inexistente.

A Atlético le quedó un sabor amargo por no haber podido cerrar un partido que lo tenía casi ganado, pero al menos le queda el consuelo de seguir invicto ante Boca desde que volvió a Primera, con dos triunfos y tres empates.

Asimismo, Boca no le gana a Atlético en Tucumán, su única victoria en el estadio Monumental fue en el Nacional de 1976.