Ovación
Jueves 19 de Octubre de 2017

Cabrol: "Estoy arrepentido de haber jugado en Colón"

El exenganche, quien era ídolo de Unión y decidió pasar a Colón en un momento de su carrera, reconoció luego de muchos años que no fue la decisión correcta. "Lo hice más desde el enojo por los dirigentes de Unión de ese momento que no me quisieron, que por ganas de ir a Colón", tiró

Darío Gabriel Cabrol fue uno de los jugadores que mejor trató a la pelota en los últimos tiempos en Unión. Con su fútbol, el santafesino enamoró a todos los hinchas tatengues, que lo tenían ubicado en el pedestal de los principales ídolos del club.

Sin embargo, en un momento de su carrera fue tentado por Colón cuando José Vignatti era presidente en una anterior etapa, ya que luego de su paso por Toulouse de Francia quería volver a Unión, donde no recibió el eco que esperaba, en un momento donde el equipo era conducido por Nery Alberto Pumpido.

Fue así como Cabrol, que luego de debutar en Unión en 1990 (volvió en 1994 y estuvo hasta el 2000, logrando el ascenso en 1996) pasó por Racing, Lanús, Toulouse de Francia, Atlético Tucumán, Universidad de Chile, Huracán, Emelec, Blooming de Bolivia, Ben Hur de Rafaela, Argentino de Rosario y Gimnasia y Esgrima de Ciudadela, tomó la decisión más resonante de su carrera y firmó por una temporada con Colón.

La vida en Santa Fe se le hizo muy difícil a este exquisito jugador, ya que le fue imposible pasar desapercibido. Hasta el día de hoy el simpatizante tatengue no le perdona esta "traición futbolística". De hecho fue a jugar con el Sabalero el clásico en el 15 de Abril y la pasó muy mal.



En los últimos días, Cabrol habló con Deporte 9 por LT9 (AM 1150), donde se refirió a esta situación tan particular que le tocó vivir en su carrera y la cual lo bajó del podio entre los ídolos más importantes de la historia de Unión, por haber jugado un puñado de meses con la camiseta del rival de toda la vida.

Para romper el hielo, se hizo hincapié en lo exquisito de su juego, a lo que respondió: "Uno se va perfeccionando desde chiquito en un puesto. En las divisiones inferiores en Unión las jugué como nueve, mientras que cuando me fui acercando a un plantel profesional el técnico va viendo en qué puesto podés rendir más, y con Zuccarelli y Trullet comencé jugando de mediapunta, mientras que en Primera lo hice como enganche. A pesar de que le pegaba bien a la pelota fui perfeccionando en los pases, tiros libres. Gracias a Dios en mi carrera hice buenos goles de tiro libre, de penal, por lo que estoy contento que me recuerden de esa manera".

Seguidamente se le pidió una opinión por cómo se fueron perdiendo los enganches en fútbol mundial y dijo: "Fue por los técnicos mismos que fue desapareciendo, antes pasaba todo por un solo jugador que era el enganche, por lo que cuando lo marcaban el fútbol del equipo era otro. A medida que pasaron los años, en 2004 o 2005, se empezó a utilizar más el 4-4-2, con volantes por afuera, dos en el medio y dos delanteros, mientras que el enganche se empezó a perder o se lo hizo jugar por un costado. Igualmente creo que siempre está, pero cuando se llega a un plantel profesional se pierde ya que lo ubican en otro lugar".

cabrol.jpg


Posteriormente, se lo metió de lleno en su sentimiento para con Unión y su paso recordado por Colón, y manifestó: "Unión fue todo en mi vida, cuando uno va al club con seis o siete años va a jugar a la pelota, pero el club te educa y perfecciona. Luego, cuando se llega a un plantel profesional cambia la situación, pero en Unión viví un montón de lindos momentos, otros no tanto y otros malos, pero soy hincha, siempre lo dije y me dio mucho, como yo también le di. Algunos dirigentes no se portaron bien conmigo y después el hincha verá si hice bien o no las cosas, creo que desde lo futbolístico es de donde tiene que pensar. No estoy enojado, estoy dolido por esa situación que viví en el 2000, donde no me quisieron y me dolió porque era hincha y por lo que dejé en Unión. Tuve la decisión de pasar a Colón que siempre me la cuestionaron, pero no estoy enojado con el club, sino fastidioso que me pongo a pensar de por qué hice eso y fue porque estaba enojado y decidí jugar en el otro equipo de la ciudad".



Se le siguió insistiendo con el mismo tema y manifestó: "Si hubiese pasado en otro momento, más frío, con gente que me hubiese hecho recapacitar para que lo piense y que me diga que podía volver en otro momento... Pero también había hinchas enojados porque Unión no me quiso y que me aconsejaban para que piense en mi carrera como profesional. Ahora estoy arrepentido ya que lo hice más desde el enojo que de las ganas de ir a Colón, luego en Colón jugué como un profesional más".

"La gente me reprocha cada vez menos, ya que pasaron varios años y hay muchos pibes jóvenes que no me vieron jugar. Está el que me dice traidor y el que me recuerda por lo que hice en la cancha, que es lo que realmente debe importar. Hoy tengo las puertas cerradas para trabajar en ambos clubes", agregó el exjugador.