En la largada, Guillermo Ortelli debió defenderse de manera eficaz porque Jonatan Castellano, a bordo de su Dodge, intentó por todos los huecos sobrepasar al séptuple campeón. La defensa del nacido en Salto fue buena y pudo retener con autoridad su liderazgo.

En el segundo giro, Ruggiero y Santero, retrasados en la fila india, se tocaron y eso produjo el despiste de ambos pilotos. Una vuelta después, Trucco, de excelente rendimiento en la serie, superó al Chevrolet de Mazzacane y se ubicó cuarto.

El auto de seguridad tomó protagonismo cuando, en el quinto giro, Matías Rossi y Juan Martín Bruno se rozaron, la Dodge del JP Carrera no pudo salir de ese lugar incómodo y generó el ingreso del pace car. Mazzacane, justo antes de que se habilitaran los boxes para el cambio obligatorio de nuemáticos, tocó a Trucco, lo hizo entrar en trompo y debió cumplir la penalización del pase y siga.

En la novena vuelta, los dos de adelante, Ortelli y Castellano, entraron a cambiar los dos neumáticos derechos y en la salida, el de Lobería fue más rápido por lo que regresó en la primera colocación a la pista.

Un golpe de escena también se hizo presente en los pits: la Dodge de Valentín Aguirre, el poleman de la fecha, se paró cuando el joven arrecifeño quiso retomar raudamente su retorno a la pista, derivando este suceso en la pérdida de puestos importantes.

Ugalde fue quien tomó la punta, ya que el marplatense recién ingresó a cambiar sus neumáticos a nueve vueltas del desenlace de la prueba.Una franca disputa apareció por la cuarta colocación. Ledesma y Canapino, que ya habían sido férreos rivales en la series, se encontraron nuevamente en pista. El representante de Las Toscas Racing venía imponiéndose en ese litigio hasta que, a tres giros del desenlace, el actual campeón lo pudo sobrepasar.

Castellano, en las últimas vueltas se dedicó a estirar la diferencia respecto de sus perseguidores y exhibió un ritmo claramente superior al de Ortelli. Destacadísima fue la labor de Lambiris y del equipo del Gurí Martínez en los boxes, ya que el oriental largó décimo tercero y se metió entre los tres mejores, sumando así su primer podio del año y apareciendo como la firme referencia de Ford en el campeonato.