El jugador de Racing, Ricardo Centurión siguió haciendo de las suyas. Cuando se iba de la cancha expulsado por un cruce con Enzo Pérez y, ante la silbatina de la gente, el volante se hizo una franja en su camiseta en alusión a su pasado - y fanatismo- por Boca y les recordó el gol que marcó en el 4-2 de 2016 en favor del Xeneize. Claro, y los cuatro dedos por el resultado.

Ahora, el Ministerio de Seguridad y Justicia le labró un acta a Centurión por incitar a la violencia en base al artículo 98.

Podría tener una pena de arresto de 1 a 5 días, pero suele acordarse un trabajo social como sanción.