Víctor Blanco, presidente de Racing, reconoció que el delantero Ricardo Centurión "tiene un problema con el alcohol", tras el incidente vial protagonizado por el futbolista el último lunes, y al respecto aseguró que desde la institución de Avellaneda "hay que ayudarlo".

"(Ricardo) Centurión tiene un problema con el alcohol y desde el club hay que ayudarlo, por eso va todas las semanas a un gabinete psicológico y vamos a sumar a otro profesional", declaró el máximo dirigente de la Academia.

"Hay que ayudar a Centurión y tratar de que esto no vuelva a ocurrir", insistió sobre los problemas de conducta de "Ricky" fuera del campo de juego. Centurión, de 25 años, cruzó un semáforo en rojo el lunes a las 8 de la mañana en la localidad bonaerense de Lanús y puso en riesgo a un grupo de chicos que iban a una escuela de la zona.

Debido a esa situación, policías de tránsito de la localidad de Lanús lo siguieron y cuando lograron que detuviera su marcha, el futbolista se negó a realizarse el test de alcoholemia e intentó sobornar a uno de los agentes, por lo que le secuestraron su camioneta negra BMW. "No avalo lo que pasó con Centurión, pero creo que tuvo un operativo de prensa terrible todo el día", añadió Blanco.

Por último, el empresario hotelero y dirigente de Racing admitió no sentirse arrepentido por haber decidido el regreso del jugador al club, tras su paso por Boca Juniors, San Pablo de Brasil y Genoa, del fútbol italiano. "No me arrepiento de haber traído nuevamente a Ricardo Centurión, y el club va ayudar en todo lo que sea posible para que él pueda solucionar estos problemas que padece", concluyó Víctor Blanco.