El volante Diego Perotti marcó hoy un gol de tiro penal en la derrota por goleada de Roma de Italia ante Liverpool de Inglaterra por 5 a 2 en el estadio Anfield, en la ida de una de las semifinales de la Liga de Campeones de Europa.

Perotti, uno de los futbolistas que está en la consideración del entrenador Jorge Sampaoli de cara al Mundial Rusia 2018, señaló su tanto (ST 40m) a través de un penal por la mano en el área de James Milner, mientras que el delantero bosnio Edin Dzeko (ST 36m) señaló el primer gol para el conjunto italiano. Los goleadores de Liverpool fueron el egipcio Mohamed Salah (PT 36m y 45+1m), el senegalés Sadio Mané (ST 11m) y el brasileño Roberto Firmino (ST 15m y 24m).

Liverpool arrolló a Roma en gran parte del partido, de hecho tuvo una ventaja de cinco goles, pero en el tramo final del cotejo, desde el tanto de Dzeko, cayó en una meseta que Roma aprovechó para achicar la diferencia en el marcador. El defensor Federico Fazio, otro jugador en la órbita de Sampaoli, fue titular en Roma, pero su desempeño fue bajo como el resto de sus compeñeros.

El poderío de los dirigidos por el alemán Jürgen Klopp en ataque se reflejó una vez más en la presente edición de la Liga de Campeones y Fazio lo sufrió en carne propia. Salah, Mané y Firmino, quienes acumulan 28 anotaciones en el certamen entre los tres, generaron un problema tras otro para la última línea de Roma que resultó incontenible, de resistencia escasa e inconvenientes defensivos graves.

El atacante egipcio fue la gran figura del cotejo y ya acumula 43 goles en la temporada, a cuatro del récord del galés Ian Rush quien en 1983/1984 señaló 47 con la casaca de Liverpool. Además, aportó dos asistencias, una para Mané y otra para Firmino quien igualó a su compañero con idéntica producción.

Perotti ingresó a los 22 minutos del segundo tiempo y aportó el segundo gol para Roma en el mejor momento del visitante. El ex Boca Juniors lució recuperado de una lesión que le quitó la titularidad en los últimos partidos de la liga italiana. El partido en Anfield resultó intenso, cambiante y un espectáculo notable para los hinchas neutrales.

Cuando Liverpool parecía retirarse del campo sin goles en contra, un error de cálculo del croata Dejan Lovren le dio la chance a Dzeko, quien lleva cuatro partidos consecutivos con goles, para el descuento. A pesar de los goles en contra, la hinchada de Liverpool se retiró confiada de cara a la revancha del próximo miércoles en Roma.

La última vez que vieron a su equipo en la final fue en el 2007 cuando el equipo rojo perdió frente a Milan de Italia por 2 a 1.

Roma quedó en una situación complicada en busca de la final de la Liga de Campeones de Europa, pero buscará dar un nuevo golpe en esta edición. En la ida de cuartos de final, Roma sufrió la derrota 4-1 ante Barcelona de España, con el astro Lionel Messi, llevada a cabo en el estadio Camp Nou, pero sacó partido del gol como visitante (anotado por Dzeko) en el desquite y pasó a las semifinales con el 3-0 en el encuentro jugado en el Olímpico de la capital italiana.

La revancha entre Roma y Liverpool se jugará el próximo miércoles en el estadio Olímpico. La final de la Liga de Campeones de Europa 2017/2018 se desarrollará el sábado 26 de mayo venidero en Kiev, Ucrania.