El pasado 31 de julio Clemente Rodríguez cumplió 37 años, pero justamente ese día Colón arribaba a San Pablo para disputar el encuentro por la Copa Sudamericana ante el elenco paulista. Por ese motivo es que el defensor no pudo celebrarlo junto a su familia.

En consecuencia, este sábado cuando el plantel sabalero arribó a Santa Fe los futbolistas se reencontraron con sus familias y fue así como el lateral izquierdo pudo festejar con sus seres queridos. Es conocido el fanatismo de Rodríguez por Boca Juniors, ya que allí pasó los mejores momentos de su carrera como futbolista además de debutar con el Xeneize.

Es por ello que en las fotos que se observan a través de las redes sociales se puede ver en el festejo dos tortas con los colores azul y amarillo. En una con el número 37 y la otra con unos adornos que tienen esos colores. El defensor viste los colores rojinegro, pero no se olvida de su fanatismo por Boca.