Ovación

Colón aplastó 4 a 1 a Tigre y la ilusión copera crece con goles

En la mejor actuación del año, Colón no perdonó a Tigre y lo eliminó de la Liguilla Sudamericana con un claro 4-1 de visitante. Facundo Callejo, Pablo Ledesma, Alan Ruiz y Braian Romero marcaron para el Sabalero; en tanto Jorge Rodríguez había establecido el empate para el Matador  

Jueves 19 de Noviembre de 2015

En el estadio José Dellagiovanna de Victoria, Colón hizo pata ancha al derrotar con autoridad a Tigre por 4-1 y, de esta manera, accedió a la siguiente instancia de la Liguilla Sudamericana, tras haber ingresado como el peor ubicado. Logró el cometido con goles de Facundo Callejo, Pablo Ledesma, Alan Ruiz y Braian Romero; había empatado transitoriamente el uruguayo Jorge Rodríguez.

De esta manera, espera por su rival –en un duelo ida y vuelta–, que saldrá de la Liguilla Libertadores, entre Independiente, Racing, Estudiantes y Belgrano. El primer partido se disputaría el próximo jueves 26 de noviembre, en el Brigadier López.

Con el ánimo por las nubes después de haber alcanzado el objetivo de mantener la categoría, el Sabalero tuvo un premio todavía más grande en la última jornada al obtener una de las plazas para ingresar a la Liguilla Sudamericana. Es verdad que lo hizo con lo justo y sin posibilidad de ventaja de localía, pero producto de lo que fue una pobre campaña, terminó siendo un bálsamo.

Foto: Gentileza Telam

Así es como llegó a este duelo contra el Matador con nada que perder y mucho por ganar, pero era sabido que el incentivo era muy grande y el convencimiento en seguir superando obstáculos era una fija. Después de las intensas lluvias que azotaron a gran parte del país, en un momento estuvo en duda la realización del pleito, mucho más si se tiene en cuenta que el agua no daba tregua. Pero el campo se presentó en óptimas condiciones y el árbitro, Jorge Baliño, dio el visto bueno en el recorrido previo.

Así fue como ambos elencos salieron a jugar sabiendo que las acciones tendrían un condimento especial, maximizado por los charcos y le imposibilidad para el traslado óptimo del balón. Eso no amedrentó a ninguno y salieron a jugar una verdadera final, porque el que ganaba seguía y el otro se iba de vacaciones.

Foto: Gentileza Telam

Tigre había sido uno de los mejores elencos del campeonato jugando como local, con apenas una caída, con lo cual la estadística podía hacer mella en el Rojinegro, que realmente hizo caso omiso y salió plantarse en terreno enemigo. Cómo será que a los 4’ ya estuvo a punto de marcar el primero con un cabezazo de Cristian Guanca en el área chica que se fue por arriba del travesaño –era más fácil hacerlo que errarlo– tras un formidable centro de Mauricio Sperduti. Era un atisbo de todo lo bueno que hizo en los primeros 10 minutos con un total de tres jugadas de riesgo ante una defensa local que, literalmente, hacía agua por todos lados.

Pero Tigre tampoco podía dejarse domar y poco a poco fue acomodándose y después de un quirúrgico pase de Lucas Wilchez entre líneas, Chino Luna sacó un buen derechazo que resolvió Fatura Broun. Igualmente, Colón, que tenía actitud ganadora y presionaba a su rival, cantó el primero a los 10’ de la mano de Facundo Callejo que, con la testa, otra vez después de un centro de Sperduti –desequilibrante por la derecha–, puso el justificado 1-0. Un baldazo más de agua fría para el equipo de Gustavo Alfaro.

Con el golpe emocional, el dueño de casa fue al frente con todo mediante su emblema Carlos Luna, que se movía por todo el frente de ataque. Lo tuvo Blengio a los 18’, pero más cerca fue la de Japo Rodríguez a los 29’, luego de que Broun voló para frustrarle el gol mediante un gran tiro libre.

Otra vez Callejo estuvo cerca de marcar el segundo con el mate, pero la pelota se fue cerca del travesaño. Sin embargo, cuando se extinguía el acto inaugural, Luna estrelló un tiro en el palo derecho de Jorge Broun, que no llegó pese a su estirada. De esa manera se levantó el telón de los 45’, con una ventaja en favor de Colón, que jugó en gran nivel ante un Tigre que tampoco se quedó atrás.

Lo liquidó con autoridad

Después de una performance sobria en la primera parte, el equipo de Darío Franco salió con la misma tesitura, tratando de apretar la salida rival, aunque el local no quiso ser menos, y obligado a ir a buscar, los espacios comenzaron a aparecer. Pero tras varios amagues, Poblete llegó a destiempo a pocos metros del vértice del área sabalera, cometiendo falta y dejándole el tiro libre a pedir de Japo Rodríguez. Ya en el primero se lo había sacado Broun, aunque esta vez el destino le hizo un guiño y con una rosca fantástica, la mandó a guardar para estampar el 1-1. 

Todo era como barajar y dar de nuevo para Colón, que no se quedó y fue por más. Primero Cristian Guanca reventó el travesaño con un zurdazo desde 25 metros, y después con Pablo Ledesma que, a los 18’ y luego de otro centro bajo de Sperduti, remató entrando por el medio para volver a poner arriba al Rojinegro por 2-1.

Lo del Sabalero era cosa seria, aplomado, sólido y picante arriba, fundamentos que brillaron por su ausencia en la mayor parte del campeonato, pero que afloraron en el momento más candente y trascendente para las expectativas de un equipo que ganó en confianza. Esto quedó ratificado a los 38’ con un golazo de Alan Ruiz de tiro libre, más espectacular por las ganas de Javier García de evitarlo: 3-1 e historia concluida.

Los minutos fueron pasando y Colón fue justificando su victoria, sustentado en las ansias de ir por más y el orgullo de haber aparecido cuando era necesario. Antes no le hacía un gol al arcoíris y ahora lo hace de a pares. Puede que la justificación radique en la elección de los intérpretes y la captación final del mensaje que en todo momento expresó su entrenador.

Para terminar de darle forma a la mejor actuación del año, Braian Romero, que ingresó sobre el epílogo en lugar de Pablo Ledesma, se mando de izquierda hacia al centro, y con su perfil la acomodó en el palo más lejano de García para establecer el 4-1 final. Una noche con todas las luces pese a la lluvia, que fue una bendición para un equipo que ya se metió en la siguiente instancia de la Liguilla Sudamericana.

Mariano Cassanello / mariano.cassanello@uno.com.ar

¿Te gustó la nota?