Ovación

Colón derrotó 3 a 1 sobre el final a Huracán con el gol y la atajada del año

Colón volvió al triunfo al superar como visitante a Huracán por 3 a 1, con goles de Iván Torres (PT 24), Christian Bernardi (ST 36') y Nicolás Leguizamón (ST 48'). Había empatado transitoriamente David Depetris (ST 18''). Jorge Broun le atajó un penal a Javier Iritier

Sábado 03 de Diciembre de 2016

Colón (20 puntos) logró una valiosa victoria como visitante de Huracán (8) por 3-1, en Parque de los Patricios, y se aleja de la zona de descenso, su principal meta en el torneo.

Colón se recuperó ayer de dos derrotas al hilo en el certamen de Primera División, al superar a Huracán por 3 a 1 en el Palacio Tomás Adolfo Ducó.

El paraguayo Iván Torres, por el sector izquierdo pretendió tirar un centro pero terminó abriendo la cuenta a los 24' del primer tiempo.

Apenas se habían cumplido 18'' del complemento cuando David Depetris emparejó las acciones para el Globo. Por su parte, Christian Bernardi (ST 38') desniveló, mientras que Nicolás Leguizamón (ST 48') le puso cifras definitivas al marcador.

Hace una semana a Colón le tocaba perder un partido en el final, siete días más tarde lo gana en los minutos finales.

Cosas que tiene el fútbol y que hacen que este deporte sea tan apasionante y vibrante al punto tal de tornarse impredecible.

Si es por lógica, en la previa estaba claro que el Sabalero era favorito ya que sumaba nueve puntos más que el Globo en la tabla.

Además uno venía de jugar bien como Colón ante Newell's y otro de hacerlo mal como Huracán ante River. Es cierto ambos habían perdido en la fecha anterior pero dejando una imagen diferente.

Y el primer tiempo pareció darle la razón a los antecedentes, ya que en la primera media hora de juego se observó lo mejor de Colón que se mostró muy superior al conjunto local justificando el 1-0 con el que se cerró la primera etapa.

El equipo dirigido por Paolo Montero se plantó en campo rival con mucha autoridad, manejó el balón y generó algunas situaciones como para ponerse arriba en el marcador.

En ese lapso estuvo ordenado y sólido en defensa ante un adversario que no tuvo reacción. El gol de Iván Torres le puso justicia al resultado y daba la sensación que con un poco más el Rojinegro sentenciaba la historia.

Pero le faltó claridad en los metros finales y Huracán comenzó a reaccionar herido en su orgullo luego de los insultos que bajaban de las tribunas y de las plateas.

Pudo empatarlo pero Jorge Broun con una reacción magnífica evitó el gol de Alejandro Romero Gamarra.

Hubiese sido injusto a esa altura del juego que el Globo llegara a la igualdad. Pero el segundo tiempo cambió drásticamente ya que en el primer minuto de juego Huracán igualó a través de David Depetris.

Todo lo bueno realizado por Colón en la primera media hora quedó en el olvido y Huracán empujado por la igualdad transitoria lo fue a buscar y contó con varias chances como para establecer el segundo.

Como por ejemplo un penal que Fatura Broun le contuvo a Javier Iritier. Esa situación fue fundamental para que el Sabalero siguiera con vida y dándose cuenta que era un partido ganable más allá de las ganas del Globo.

De todos modos, el equipo visitante cometió muchos errores de mitad de cancha hacia atrás que no los terminó pagando caro por el rival que tenía enfrente. No brindaron seguridad los marcadores centrales y los volantes retrocedieron mal.

Se hizo un partido de ida y vuelta y un error de Carlos Araujo le posibilitó a Christian Bernardi convertir el segundo tanto luego de una muy buena asistencia de Nicolás Leguizamón quien en tiempo de descuento sellaría el marcador con un muy bonito gol tras una jugada colectiva.

Sin jugar bien en la etapa final el Sabalero terminó cómodo en el resultado, difícil de imaginar cuando faltaban 10' para el final del partido.

Un triunfo que sirve mucho en lo anímico para cortar una racha de dos derrotas consecutivas, se dio un paso adelante en la tabla sumando nada menos que 20 puntos, pero retrocedió en cuanto a lo futbolístico si tomamos como referencia lo que fueron los segundos 45'.

Por eso es tan difícil a veces analizar un resultado en función de lo que se observó dentro del campo de juego, pero está claro que los merecimientos no existen y los argumentos futbolísticos a veces no cuentan.

Una nueva derrota hubiese significado un golpe muy duro de digerir y habrá que decir que así como ganó en un momento estuvo para perderlo al partido.

Además dejó atrás un estigma, aquel que marcaba que cuando al equipo le hacían un gol terminaba perdiendo.

Esta vez no sucedió y supo reponerse a tiempo para llevarse a Santa Fe tres puntos que cotizan oro. Pero sabiendo que Montero es autocrítico, seguramente cuando el técnico desmenuce el partido se dará cuenta que defendiendo de la manera que lo hizo Colón en el segundo tiempo se le hará complicado obtener un buen resultado, ya que vienen Independiente y Boca.

En la lucha por los promedios el Sabalero sacó pecho y con tres golpes al mentón puso de rodillas a un rival directo.

No es poco en un torneo tan parejo y que regala tantos sinsabores a diario en su trayecto.

Sino habría que preguntarle al Rojinegro que en las últimas dos fechas dejó escapar puntos importantes como aquel penal que falló Pablo Ledesma a los 44' ante el Pincha y el gol de Maximiliano Rodríguez también en ese minuto fatídico.

Pero así como en la vida, en el fútbol las cosas también dan vueltas y esta vez la cabriola del destino jugó un pleno en favor del Sabalero. Que se vuelve a la capital provincial con tres puntos de oro, pensando en cerrar ante su gente un año duro con una sonrisa, antes de viajar a La Bombonera para visitar a Boca.

¿La tapada del año de Broun?

¿Te gustó la nota?