El inicio del Seven de Londres no fue nada bueno para la Selección Argentina, que debutó con una derrota por 28 a 19 ante Fiji y luego fue vapuleada por Nueva Zelanda por 36 a 5, por lo que se quedó sin chances de avanzar a cuartos de final un partido antes del cierre del grupo.

Sin dudas que no le tocaron los rivales más fáciles y eso se sintió en el mano a mano, pese a que conocen las buenas condiciones que tienen los valores criollos. Fue así como en el cierre del Grupo A venció a Escocia por 22 a 19 y así evitó terminar la zona en el último puesto. Un alivio ante dos pálidas que golpearon mucho. De todas maneras, no le alcanzó para seguir en carrera y ahora continuará compitiendo para lograr el noveno puesto.

Con estos resultados, Argentina se metió en cuartos de final del Challenge Trophy, que define del 9° al 16° puesto y volverá a jugar este domingo, a las 5.30, cuando choque contra Samoa.