El abogado de Mauricio Pinilla, Alejandro Cariz, comentó los alcances de la demanda que el delantero presentó contra Universidad de Chile por despido injustificado y que busca una indemnización de mil millones de pesos.

"Me dijo que el 27 de julio estaba en Antofagasta con su equipo, que no abandonó la concentración y que salió autorizado por el gerente deportivo (Ronald Fuentes). Viajó a Santiago. Ahí se enteró por la prensa de que había dejado de pertenecer a la U, pero él lo desmintió. El lunes 30 se presentó a entrenar. No lo dejaron. Le pidieron que no fuera a la Inspección del Trabajo porque (Carlos) Heller iba a dar una conferencia diciendo que Pinilla no volvería a jugar en la U. Ahí decide interponer acciones legales", comentó el profesional en diálogo con la revista Capital.

El jurista explicó que "con Colón no se llegó a ningún acuerdo. La U se apuró en eso. Estas negociaciones existen y son siempre rápidas: la oferta se evalúa y a veces hay acuerdo. Esta vez no".

"Busca reparación a su honor. Fue despedido de una forma que no existe registro en la historia del deporte nacional. Los mil millones de pesos es lo que deja de percibir por el despido. Alguien puso término anticipado a un contrato contrario a derecho y eso debe ser indemnizado", complementó.

Pinilla y su ahora exclub se verán las caras el próximo 12 de septiembre en el juzgado del trabajo San Miguel, en el marco de la demanda interpuesta por el futbolista por cerca de mil millones de pesos en contra de los estudiantiles.