Ovación

Con expectativas renovadas

La llegada de Reinaldo Merlo cambió el clima y generó un panorama diferente en la recta final del torneo. Este lunes por la noche Colón visita a San Martín de San Juan y el flamante entrenador realizaría algunas modificaciones

Domingo 16 de Noviembre de 2014

Las dos derrotas consecutivas generaron la renuncia de Diego Osella y la llegada de Reinaldo Merlo. En la recta final del campeonato, Colón vivió una crisis futbolística a la cual intentará ponerle punto final en la noche sanjuanina de este lunes cuando enfrente a San Martín. Más allá de esta situación indeseada, lo positivo es que el conjunto sabalero depende de sí mismo para revertir la imagen ya que hasta el momento continúa en zona de ascenso.

Además, los equipos que están arriba aún deben quedar libre por lo cual en muchos casos Colón tiene que jugar un partido más que sus rivales y eso es una razón suficiente como para confiar en sus posibilidades de cara al final. Esta noche jugará ante un rival que viene de perder y que en los últimos partidos cayó mucho en su rendimiento al punto tal que de los últimos tres encuentros apenas empató uno y perdió dos.

Quizás eso pueda jugar en favor del elenco rojinegro, ya que la presión por ser local la tendrá el conjunto que dirige Rubén Forestello obligado a ganar. En gran parte del torneo se observó un Colón que se sintió más cómodo jugando de visitante teniendo en cuenta su planteo táctico. Fuera de casa el Sabalero perdió dos partidos, ante Aldosivi y el último en Misiones ante Guaraní, pero también logró actuaciones convincentes como ante Argentinos e Instituto. Seguramente de eso tomó nota Mostaza Merlo a la hora de plantear el cotejo.

Por ahora, ambos entrenadores no confirmaron la alineación titular, en el caso del técnico rojinegro es lógico ya que recién tuvo dos prácticas con el plantel y allí comenzó a retocar el equipo. En el primer ensayo futbolístico no modificó demasiado teniendo en cuenta que lo consultó con Javier López que se hizo cargo del equipo luego de la ida de Osella.

Pero en la práctica previa al viaje a San Juan, Merlo dispuso algunas modificaciones en nombres y en posiciones ya que colocó a Franco Lazzaroni como lateral izquierdo, a Mariano Bíttolo como volante central y a Gerónimo Poblete lo ubicó como volante por derecha. Y en la delantera Gustavo Villarruel jugó por afuera para asistir a Lucas Alario que volverá a ser titular.

Una de las dudas está planteada respecto a quién será el lateral derecho ya que Luis Castillo fue titular en los dos ensayos futbolísticos, pero el sábado sintió una molestia en el aductor de la pierna derecha y en consecuencia quedó descartado para este encuentro. Es la misma lesión que sufrió en el arranque del campeonato y que lo dejó al margen por algunos partidos.

En consecuencia, el cuerpo técnico deberá improvisar ya que entre los concentrados no cuenta con un lateral derecho. En su momento Osella se la jugó por Yamil Garnier quien no tuvo un buen rendimiento jugando en esa posición. Y la otra opción sería Wilfredo Olivera que ante Gimnasia de Jujuy en la 2ª fecha se desempeñó como lateral ingresando por Castillo que se lesionó en ese encuentro.

En cuanto al Verdinegro, el Yagui produciría dos variantes en relación al partido que cayó como visitante ante Guaraní. En la mitad de la cancha ingresaría Michael Covea en lugar de Marcos Gelabert  mientras que en el ataque prescindiría de Carlos Bueno (en la semana fue denunciado por agresión a una persona en la salida de un boliche) para que juegue el boliviano Gustavo Pinedo Zabala.

Por su parte en la práctica de fútbol el ex-Colón Oscar Carniello actuó para los titulares porque Renzo Vera tenía cargado el isquiotibial y decidieron preservarlo. De todos modos el marcador central que se inició futbolísticamente en Unión sería de la partida ya que es una pieza clave en el 11 titular.

¿Te gustó la nota?