El empate 0-0 entre Independiente y Santos por la Copa Libertadores dejó mucha tela para cortar, fundamentalmente por la situación del jugador Carlos Sánchez, que jugó de titular para el conjunto brasileño.

Por eso el reclamo del Rojo a la Conmebol para consultar si estuvo bien incluido o debía cumplir una vieja sanción que tiene desde su paso por River.

El 25 de noviembre de 2015, en un el partido ante Huracán por Copa Sudamericana, el jugador uruguayo vio la tarjeta roja por la agresión a un alcanzapelotas.

La Conmebol nunca confirmó la cantidad de fechas que debía cumplir, aunque en aquel momento aclaró que esta suspensión no se trasladaba al Mundial de Clubes. De hecho, jugó en el partido que el Millonario perdió ante el Barcelona.

Por eso luego de la presentación que realizó Independiente, Conmebol emitió un comunicado donde expresa lo siguiente: "La Conmebol informa que la Unidad Disciplinaria de la Conmebol inició un procedimiento disciplinario de oficio al SANTOS FUTBOL CLUB por la presunta comisión a las infracciones de los artículos 7.2 f), 7.2 j) y 19 del Reglamento Disciplinario de la Conmebol".