La Agencia Tributaria dio el visto bueno al acuerdo alcanzado entre Cristiano Ronaldo, la Fiscalía y la Abogacía del Estado por el que el exfutbolista del Real Madrid pagará una multa de casi 19 millones de euros y será condenado a dos años de prisión.

Fuentes jurídicas informaron a la agencia Efe de este acuerdo, que implica que el jugador portugués, que desde la próxima temporada residirá en Italia, no entrará en prisión a cambio de declararse culpable de cuatro delitos fiscales.

El acuerdo alcanzado entre las acusaciones y la defensa del futbolista estaba pendiente del visto bueno de Hacienda, que fue el organismo que denunció a Ronaldo y cuyos responsables han cambiado recientemente como consecuencia del relevo en el Gobierno central.

Las acusaciones imputaban a Cristiano Ronaldo cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014 y que suponen un fraude tributario de 14.768.897 euros. Las cuotas supuestamente defraudadas son de 1,39 millones en 2011, 1,66 en 2012, 3,20 en 2013 y de 8,5 en 2014.