Ovación
Lunes 19 de Febrero de 2018

Damián Blaum consiguió el objetivo

El nadador argentino logró el récord de cruzar el Río de la Plata en 9 horas. En total recorrió 42.2 kilómetros, y se mostró altamente satisfecho por el logro alcanzado.

Damian Blaum sumó una nueva e inolvidable hazaña a su carrera. A los 36 años, el nadador de aguas abiertas y representante de River Plate cruzó el Río de La Plata y logró un nuevo récord para dicha travesía.

En total, recorrió los 42,2 kilómetros de aguas abiertas que separan la costa uruguaya de Colonia de la localidad de Punta Lara (en el partido bonaerense de Ensenada) en un tiempo de 9 horas y 6 minutos, consiguiendo así mejorar la marca que se encontraba vigente (10 horas).

De esta forma, el representante olímpico en Beijing 2008, Campeón Mundial de Aguas Abiertas 2013 y ganador de la Santa Fe–Coronda 2017 agregó un nuevo hito a su trayectoria y, a la vez, le sumó un nuevo motivo de orgullo a todo River.

Su mujer y entrenadora Esther Nuñez compartieron en una foto junto con su hija Gala y Damian la felicidad por el nuevo récord registrado por Damian luego de estas 9 horas de nado. El cruce fue fiscalizado por el Colegio de Árbitros de la Argentina (CADDARA) con el juez Pablo Cosso, quien, junto a los organizadores, acompañó a Blaum durante todo el recorrido.

blaum 1.jpg

En la semana, el nadador de 36 años no había podido cumplir con el objetivo por un problema logístico: después de nadar 21,1 km en 4 horas y 5 minutos debió parar el cruce al Río de la Plata y salir del agua. El sábado, con todos los papeles en regla, completó el recorrido.

"Fue una jornada extenuante y muy cansadora, pero con solamente tener la imángen esa del abrazo con mi esposa en el final, valió la pena haber realizado el esfuerzo que me demandó" destacó el campeón mundial de aguas abiertas.

El ganador de la Maratón Santa Fe-Coronda 2017, expresó que "Arranqué a las 6 y 23 de la mañana desde Colonia del Sacramento en Uruguay, la idea era mantener toda la reglamentación que se utiliza en cualquier competición de aguas abiertas, y por eso fui con un veedor. Básicamente no puedo sujetarme de ninguna embarcación, no puedo tocar a nadie, y solamente paré según mi plan de hidratación".

blaum 2.jpg

"En las primeras cuatro horas me estuvo alimentando cada veinte minutos, y después de las cuatro horas, cada quince minutos. Igualmente, esas hidrataciones no duran más de ocho segundos, me la alcanzan en un vaso con una varilla, beber y seguir", destacó el nadador del Club Atlético River Plate.

Comentó que "El río es bastante profundo en el medio así que solamente hice pié en la piedra de Colonia que fue donde arranqué, y en Punta Lara cuando llegué. Tuve que pasar por el canal por donde pasan los buques de carga y los de pasajeros, pero no te sujetás de nada. Estoy bien, muy cansado, pero contento por haber logrado este desafío".