Lo que pasó en Realicó, en la provincia de La Pampa, solo tiene una explicación: barbarie y salvajismo. Un hincha le vació un termo con agua hirviendo a un joven jugador de fútbol, que fue trasladado de urgencia al hospital con quemaduras de primer y segundo grado.

El repudiable episodio ocurrió en el final del partido entre Sportivo Realicó y Pico FBC, por la liga pampena de fútbol. Un grupo de jugadores se acercó al alambrado a festejar y un inadaptado social le tiró con agua hirviendo. El que sacó la peor parte fue el futbolista Josué Miglia, de 15 años, quien tuvo quemaduras en la cara y la espalda.

Dirigentes de Pico FBC se presentaron en la comisaría del pueblo donde radicaron la correspondiente denuncia contra el agresor, quien tras el ataque fue individualizado por otros hinchas y retirado por la policía de la tribuna.

Avergonzados por lo ocurrido, integrantes de la Comisión Directiva de Sportivo se pudieron en contacto con sus pares del club piquense y además manifestaron su repudio a través de los medios de comunicación.

Fuente: TN