Ovación
Sábado 17 de Febrero de 2018

Delbonis va por la final en el Argentina Open

El azuleño, único argentino en semis, se medirá contra el esloveno Bedene, no antes de las 14. El otro finalista saldrá del duelo entre Thiem y Monfils. Además, se juegan las semifinales de dobles. Todo va por TyC Sports y TyC Sports Play.

l público ya ganó. No hay manera que pierda. Porque las semifinales del Argentina Open, en singles pero también en dobles, implicarán cuatro partidos con condimentos tales que despertarán el apetito de cualquiera.

El racconto conviene empezarlo por el plato fuerte. No antes de las 15:30, el Court Central Guillermo Vilas será escenario de un partido con ribetes de final adelantada, entre Dominic Thiem y Gael Monfils. El austríaco es el máximo favorito. El francés es el jugador más carismático del cuadro. Thiem es el actual número 6 del mundo, Monfils ocupó ese mismo lugar en el escalafón en 2016.

El historial juega a favor de Thiem, que lo venció en tres oportunidades y además sumó otra victoria por walkover. La última vez que les tocaba medirse, en semis de Doha 2018, quien no se presentó fue el austríaco y Monfils se encaminó a su séptimo título.

En el juego de las diferencias, Thiem, en su única presentación previa en Buenos Aires (2016) terminó levantando el trofeo, por tanto lleva siete partidos invictos en la Catedral de Palermo. Monfils solo había visitado la capital argentina para una exhibición.

El austríaco es un "tractorcito": a veces su tenis no luce, pero saca golpes propios de un top ten. El francés es un virtuoso que al tenista le suma el showman: juega contra su rival y también con el público, que se divierte a la par con sus ocurrencias. Sin embargo, ambos comparten un sólido andar en la actual edición del Argentina Open: Monfils, 43 del ranking, solo cedió un set en tres partidos, Thiem ganó en sets corridos sus dos cotejos.

Previamente, no antes de las 14:00, se definirá el finalista por la parte baja del cuadro. Se dará un cruce que quizá no figuraba en los pronósticos previos, pero que genera gran expectativa para los espectadores: Federico Delbonis es el único argentino en condiciones de romper la racha iniciada en 2008, cuando David Nalbandian levantó el trofeo del ATP 250 de Buenos Aires. Desde entonces, solo tenistas extranjeros se consagraron campeones en Palermo.

Por primera vez en instancia de semis, en su novena participación en el Argentina Open, el número 70 del ranking chocará con la sorpresa del certamen, Aljaz Bedene, 51 en el escalafón del ATP. El esloveno viene de eliminar a dos de los preclasificados, el español Albert Ramos Vinolas (3) y al argentino Diego Schwartzman (5).

Hay dos antecedentes de duelos entre ambos, con una victoria para cada uno sobre polvo de ladrillo. Delbonis a ganó en Barcelona 2012 y Bedene lo hizo en el challenger de Roma 2013.

La actividad arrancará al mediodía con una de las semis de dobles, de la que saldrá una pareja argentina para la final: se medirán Andrés Molteni y Horacio Zeballos (4) con Guillermo Durán y Máximo González (WC).

El restante finalista de dobles surgirá del partido que cerrará la jornada, entre los bicampeones en Buenos Aires Juan Sebastián Cabal y Robert Farah (1) y la pareja integrada por Schwartzman y Thiem.

Con menos experiencia en dobles que los colombianos (la dupla ganó diez certámenes en su carrera y alcanzó la final del último Abierto de Australia), la pareja del argentino y el austríaco vienen jugando con solidez y prometen dar batalla.