El santafesino Carlos Delfino fue otro de los jugadores de la Generación Dorada que se refirió al retiro de Emanuel Ginóbili del básquetbol profesional. "Cabeza" se mostró consternado y sorprendido por la decisión que tomó el mejor jugador argentino de todos los tiempos de ponerle punto final a una brillante carrera.

"Fue una sorpresa, porque creo que físicamente si sigo jugando yo, él podría seguir jugando una decada más. Porque estaba nuevo, porque tuvo una temporada bárbara en la última que jugó y porque todos lo queremos seguir viendo jugar, porque es el uno, el dos, el tres, está muy lejos del resto, sin faltarle el respeto a nadie en la historia", subrayó.

"Lo que hizo dentro y fuera de la cancha es increíble y admirable. Fue un grande con todas las letras de la palabra. Cuando jugás con alguien que es bueno, levantás el nivel, y Manu fue el mejor. Era muy fácil y muy lindo jugar con él, dentro y fuera de la cancha", recordó.

Después, el nuevo jugador del Torino italiano reconoció que la noticia lo conmovió: "Fue un golpe enterarme que Manu se retiraba. En la cena estaba callado porque era un jugador que disfrutaba ver, si había un partido te lo ponías a ver porque son esos jugadores que pueden hacer algo diferente. Estamos todos un poquito shockeados, un poquito flojitos hoy, la parte romántica está muy nostálgica, porque nos quedamos sin verlo jugar al básquet, que es lo que más nos gusta".