Diego Ceballos cometió uno de los errores más graves de la historia del arbitraje argentino. Ocurrió en la final de la Copa Argentina del 2015, el 4 de noviembre de ese año, en Boca 2 - Rosario Central 0.

Con el partido 0 a 0, dio penal para el Xeneize por un foul a Gino Peruzzi por lo menos un metro fuera del área. Lo convirtió Lodeiro. Luego, Andrés Chávez, en claro offside, metió el 2 a 0.

Tan grave fue su falla que al día siguiente quien era presidente de la AFA, Luis Segura, lo suspendió provisoriamente. Además, el referí fue dado de baja como internacional. Luego fue habilitado para dirigir en la B Nacional.

Hasta ahora: fue designado para dirigir Belgrano-Arsenal, el sábado próximo (17.45), por la 23ª fecha de la Superliga. Dos años y medio después vuelve a dirigir. Esto tiene una relación con las bajas que decidió el director nacional de arbitraje, Horacio Elizondo: NéstorPitana, Darío Herrera y Facundo Tello no fueron designados por sus errores en la última fecha.