El plantel de reserva del club Oriente Petrolero de Bolivia debió padecer un momento de suma tensión y miedo cuando el avión que lo trasladaba hacia Santa Cruz de la Sierra debió regresar a La Paz a los minutos de despegar por un desperfecto técnico.

"Tranquilos, tranquilos bolu***", se alcanza a escuchar a uno de los jugadores del equipo boliviano, en medio de la tensión y el miedo que percibían en el aire. La posición fetal de los futbolistas y las máscaras de oxígeno colgando dan cuenta de la gravedad del incidente que no terminó en tragedia de milagro.

Afortunadamente, no hubo que lamentar daños personales y los pasajeros aterrizaron sin problemas a tierra. Un gran susto que no será fácil de olvidar para el plantel de reserva de Oriente Petrolero en lo que parecía ser un simple trámite y casi se convierte en pesadilla.