Cristiano ya es jugador de la Juventus y el pase, el más rutilante del año, generó innumerables repercusiones.

Paulo Dybala, una de las estrellas de la Vecchia Signora, le dio la bienvenida al portugués en su cuenta de Instagram tras oficializarse la llegada de CR7 al equipo turinés.

De no tener lugar en Juventus, el cordobés podría seguir su carrera en Liverpool.