Hugo Lloris fue arrestado este viernes por conducir alcoholizado. El arquero, que viene de consagrarse campeón del mundo con Francia hace dos meses, dio positivo en un control de alcoholemia de rutina en Gloucester Place -centro de Londres- y quedó detenido por siete horas.

El capitán de Tottenham fue finamente liberado bajo fianza y deberá comparecer ante la Corte de los Magistrados de Westminster, el próximo 11 de septiembre.

Se prevé que, de todas formas, el jugador no tendrá ningún impedimento en ser titular el próximo lunes cuando Tottenham visite a Manchester United, en uno de los partidos de la tercera jornada de la Premier League.