Ovación

El banco aún no tiene dueño

Ayer por la tarde se produjo una reunión para reflotar la llegada de Juan Antonio Pizzi, pero el técnico descartó esa posibilidad. En consecuencia Reinaldo Merlo pica en punta, pero hay en carpeta otras alternativas

Jueves 13 de Noviembre de 2014

La abrupta  renuncia de Diego Osella le generó un panorama de incertidumbre a la dirigencia sabalera que debió salir de manera urgente a buscar un entrenador para que asuma la conducción del equipo. El primer nombre que surgió fue el de Omar de Felippe pero el exentrenador de Independiente desechó el ofrecimiento. Inmediatamente apuntaron a Juan Antonio Pizzi y Jorge Burruchaga. 

El primero de ellos mantuvo conversaciones con los dirigentes, pero no estaba dado el escenario como para que asuma teniendo en cuenta que su horizonte es el fútbol europeo más allá del sentimiento que guarda por los colores rojo y negro. En consecuencia estaba todo dado para intensificar las gestiones con Burruchaga.

Y así ocurrió, de hecho el exjugador del seleccionado argentino mostró interés por dirigir a Colón y en lo económico estaban de acuerdo,  pero su idea era asumir la semana próxima y los directivos querían que lo haga de inmediato para que esté en el banco ante San Martín de San Juan. Por ello el extécnico de Atlético de Rafaela terminó desechando la propuesta, más allá de que luego se deslizó que era por cuestiones particulares.

Si bien el candidato de la mayoría era Burruchaga, un dirigente (Sergio Villanueva) llamó el miércoles por la tarde a Reinaldo Merlo para ofrecerle la dirección técnica a lo que Mostaza de inmediato manifestó que lo seducía la propuesta y que estaba dispuesto a venir a Santa Fe. Merlo habló directamente con el dirigente sabalero e incluso le dijo que no tenía ningún problema  en asumir y dirigir al equipo ante San Martín (SJ). Desde lo económico había acuerdo ya que en esta ocasión a Merlo lo seduce la cuestión deportiva por encima del aspecto económico.

No le fue bien en su última etapa como entrenador de Racing y quiere revancha teniendo la chance de ascender a Primera División a Colón y volver al ruedo en la categoría máxima del fútbol argentino. Ayer al mediodía nuevamente Villanueva se comunicó con Mostaza y le manifestó que en las próximas horas lo iban a llamar.

En horas de la siesta los dirigentes de Colón se reunieron para consensuar los pasos a seguir ya que no existía en este caso acuerdo respecto a quién debía ser el entrenador. Uno de los nombres que se tiró arriba de la mesa fue el de Diego Cagna de último paso por Tigre en el 2013. 

Ayer por la tarde Ovación tomó contacto con su representante (Gustavo Goñi) quien manifestó  que no estaba al tanto de ese interés y que nadie de Colón se había comunicado con él ni tampoco con su representado. No obstante es un nombre que le agrada a varios dirigentes que piensan en un entrenador más joven que Merlo y que puede tener mejor llegada a los jugadores.

Respecto  al técnico campeón con Racing en el 2001 aún aguardaba el llamado de los dirigentes ya que tiene todo arreglado para viajar a Santa Fe. Si la Comisión Directiva decide contratar a Mostaza, Colón ya tendría al técnico hoy en la ciudad. Indudablemente que son varios los aspectos que analizan los directivos a la hora de elegir, dado que no tiene margen de error.

Cuando los caminos se bifurcaban entre los candidatos mencionados anteriormente se hizo un nuevo intento por Juanchi Pizzi dado que el Bicho Godano se reunió con el técnico que viene de dirigir en el Valencia y  el encuentro lo habría propiciado el propio DT. Está claro que era  el nombre que deseaba toda la dirigencia teniendo en cuenta sus pergaminos, su paso por equipos grandes y obviamente su conocimiento de la ciudad y de la institución sabalera. Pero finalmente Pizzi desechó la posibilidad de dirigir a Colón por lo cual habrá que seguir esperando, da la sensación de que Merlo pica en punta y que detrás viene Cagna. Aunque no habría que descartar a la dupla Medero-Marini.

¿Te gustó la nota?