Este domingo desde las 17.45 nuevamente se verán las caras Colón y Unión y la ciudad quedará paralizada por una edición más del Clásico santafesino. Y como se dice habitualmente y en este caso no resulta una frase hecha: en esta clase de partidos no importa cómo llega uno o el otro. Por lo general no hay un favorito dado que son 90 minutos distintos a todos.

Pero hecha esta salvedad que obviamente tiene mucho de sustento, a la hora de analizar el funcionamiento de los dos equipos está claro que en ese rubro Unión tiene una ventaja por encima de Colón y se trata del conocimiento dentro del campo de juego.

Si bien ambos equipos mantuvieron la base y continúan con el mismo entrenador, no es casualidad que los 11 del Tate se reciten de memoria, salvo imponderables como pueden ser lesiones, suspensiones o una venta. En cambio en el Sabalero las variantes son continuas de un partido al otro, al punto tal que Eduardo Domínguez nunca repitió la formación en la Superliga.

LEER MÁS ►► El Sabalero ganó un amistoso en la previa al Clásico frente a Atlético de Paraná

Y eso sin dudas que se nota a la hora de desarrollar una idea de juego, mientras Unión tiene bien claro a qué jugar, Colón cambia en función del rival de turno. Por lo cual, los esquemas y sistemas tácticos mutan partido a partido. Desde jugar con un punta, con dos, con enganche, sin enganche, con línea de cuatro y también línea de cinco.

En cambio el 4-4-2 rojiblanco no admite discusión, la receta es siempre la misma y los ingredientes que en este caso son los jugadores también. En defensa estaba jugando Claudio Corvalán porque Bruno Pittón se estaba recuperando de una lesión en el hombro. Pero ahora que retornó, una vez más recuperará su lugar.

En la mitad de la cancha, los volantes titulares son Diego Zabala, Nelson Acevedo, Mauro Pittón y Franco Fragapane. Y en ataque Franco Soldano es un indiscutido y su compañero de ataque sea quizás la única duda que pueda existir, aunque en los primeros tres partidos lo haya elegido a Franco Troyansky.

LEER MÁS ►► Dos triunfos del Tate ante Sportivo Belgrano antes de jugar el Clásico

Mientras que en Colón, la defensa está casi definida con Gustavo Toledo, Erik Godoy, Guillermo Ortiz y Gonzalo Escobar. Más allá de probar en algún momento a Clemente Rodríguez y que también estuvo presente Emanuel Olivera.

Pero las dudas comienzan en la zona media, en donde pocos tienen el puesto asegurado y por ello va probando constantemente. Salvo Matías Fritzler y Marcelo Estigarribia, los demás entran y salen. Y en la zona de ataque sí se repiten Alan Ruiz y Javier Correa. Aunque en el caso de Ruiz su función puede variar dependiendo del sistema.

LEER MÁS ►► Cómo le fue a Colón con Rapallini como árbitro

Así las cosas, en la previa de este partido, Unión tiene esa ventaja por sobre Colón, pero eso no significa que se vaya a traducir en resultados, porque tal cual se mencionaba anteriormente, en un Clásico no hay favoritos y todo puede suceder.

No obstante, realizando un análisis de lo que ofrecen uno y otro equipo, Unión entrega mayores certezas respecto a su juego. No es un dato menor que si se toman los cinco partidos del final del torneo pasado y los tres de esta Superliga, el Tate apenas perdió un encuentro que fue ante Boca en la Bombonera.

LEER MÁS ►► Cómo le fue a Unión con Rapallini como árbitro

En ese mismo lapso, el Sabalero perdió tres encuentros (Belgrano, Vélez y Atlético de Tucumán). En el actual torneo Unión suma cinco puntos y Colón dos y en la Superliga anterior el elenco rojiblanco también finalizó arriba del rojinegro.

Los antecedentes inmediatos dan cuenta de que Unión llega mejor que Colón respecto a resultados y juego, pero obviamente que deberá fundamentarlo dentro de la cancha. Y eso obviamente que no está garantizado porque precisamente se trata de un Clásico, un partido aparte en el que las cuestiones psicológicas y anímicas juegan un papel determinante, como así también los pequeños detalles.