Ovación
Domingo 05 de Agosto de 2018

El colombiano Eleider Álvarez venció por nocaut a Sergey Kovalev y logró una histórica consagración mundial

El púgil sudamericano noqueó al ruso en el séptimo round y se anotó una impresionante victoria para unificar los títulos de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y Organización Mundial de Boxeo (OMB)

El colombiano Eleider Álvarez derrotó al ya excampeón del peso semipesado de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) Sergey Kovalev, al derribarlo tres veces en el séptimo asalto para reclamar la corona mundial ganando por la vía del nocáut técnico.

Con la victoria hizo historia, ya que se convirtió en el primer boxeador colombiano en ser campeón mundial de esa categoría.

Álvarez marcó la gran sorpresa de la noche al superar al ruso en una pelea que parecía complicada para el peleador colombiano, celebrada en el Hard Rock Hotel en Atlantic City (Nueva Jersey).

Pero Kovalev fue derribado tres veces en el séptimo asalto de una pelea pactada a 12, que deja a Álvarez con registro de 32-3, con 28 fueras de combate, y al ruso con números de 24-0, con 12 nocauts.

Embed

Kovalev, de 35 años, lideraba las tarjetas en la séptima ronda, pero un descuido bien aprovechado por el colombiano le causó la derrota.

Cuando Álvarez se percató de que el ruso estaba dejando espacios libres que permitían castigarlo, durante el séptimo asalto, no lo desaprovechó y puso en marcha su poder de puños y velocidad para aniquilarlo.

Álvarez logró una combinación de jab de izquierda y directo de derecha, con la que mandó a la lona al ruso por primera vez.

Kovalev se recuperó y siguió la pelea, Álvarez nuevamente lo atacó con otra combinación similar para mandarlo por segunda vez a la lona.

El ruso se levantó de nuevo y Álvarez intentó un gancho de derecha al rostro, pero Kovalev cayó incluso sin que el golpe aterrizara, ya que lo alcanzó en la espalda, y sólo el impulso fue suficiente para visitar la lona nuevamente. El árbitro de la pelea no tuvo más remedio que detener el combate a los 2:45 del séptimo asalto.