El argentino Diego Schwartzman cayó este miércoles por 6-2 y 6-1 ante el griego Stéfanos Tsitsipas y se despidió en la segunda ronda en el torneo Conde de Godó de Barcelona, al igual que Guido Pella, quien fue derrotado previamente por el eslovaco Jozef Kovalik, por un doble 6-3.

"Nos enfrentamos anteriormente y pensé muy bien cuál era la forma de ganarle y me sentí muy cómodo desde el principio", explicó Tsitsipas, quien en su anterior duelo con Schwartzman había sido derrotado. Con su potente servicio, Tsitsipas pudo ganar algunos puntos con facilidad y se encontró con un Schwartzman que no estaba preciso y tomó malas decisiones. "Jugué muy mal, cometí demasiados errores, y tengo mucha bronca porque venía entrenando bien. Salí adelantado en segunda ronda y perdí una gran oportunidad", admitió el porteño, de 25 años.

"Debería ser mi momento de mayor confianza, pero cuando perdés algunos partidos y estás cansado, porque después de la Copa Davis quedás cansado, empezás a agotarte de la cabeza, y eso tiene un costo", añadió. El primer set comenzó muy igualado, pero el tenista griego quebró el servicio del argentino en el sexto game, cuando se puso 4-2 arriba. De este modo, el europeo logró cerrar el parcial en forma contundente con un 6-2.

Lo mismo ocurrió en el segundo set y definitivo, aunque el argentino perdió el servicio inclusive un poco antes. Peque no levantó cabeza hasta el final, cuando peleó por algunos puntos, pero no pudo evitar una contundente caída. La frustración llevó al argentino a perder los nervios, al punto que rompió la raqueta. Pella también quedó eliminado del torneo al caer por un doble 6-3 ante el eslovaco Kovalik, quien a último momento sustituyó en el cuadro al español Fernando Verdasco, que se bajó por lesión. "He tenido un muy mal día, no puedo decir mucho más", dijo el bahiense, afectado por la derrota, tras un partido en el que no estuvo a su mejor nivel.

Era la primera vez que Pella, número 60 en el ranking de la ATP, se enfrentaba a Kovalik, quien pese a tener menor rango -está situado en el puesto 146-, se impuso con autoridad. El duelo comenzó parejo hasta que el eslovaco logró quebrarle el saque al argentino en el sexto game, lo que le permitió ponerse 4-2 arriba en el marcador. El jugador nacido en Bahía Blanca tuvo tres chances de recuperación en el séptimo game, pero las perdió todas.

Entonces, su rival se escapó. Pella recortó ventajas con su servicio pero, cuando tuvo la oportunidad de quebrar el saque rival, volvió a fallar y perdió el set. El segundo set arrancó mal para el argentino, que perdió el saque en el primer juego. Luchó y poco a poco fue encontrando su nivel, aunque igualmente le costó quebrar a su rival hasta que Kovalik se adueñó del servicio ajeno en el noveno game y cerró el partido con un doble 6-3.

El argentino debía medirse en segunda ronda con Verdasco (36 en el ranking ATP), pero el español se retiró del torneo antes de debutar, debido a una lesión en el gemelo que arrastraba desde Miami. La derrota de Pella estrenó una jornada en la que hubo sorpresas, como la eliminación del serbio Novak Djokovic, número 12 del mundo, quien cayó en su debut en la competencia por 6-2, 1-6 y 6-3 ante el eslovaco Martin Klizan, quien había derrotado en primera ronda al bonaerense Federico Delbonis.