Ovación

El criterio que no se unifica

Desde hace varias fechas, que la polémica por las manos dentro del área adquiere un papel relevante en las definiciones de los partidos. El último fin de semana a Colón no le sancionaron un penal por una mano de Gastón Aguirre y en el partido entre Huracán e Independiente Fernando Echenique sancionó un penal en favor del Rojo e ignoró uno para Huracán.

Lunes 22 de Mayo de 2017

Desde que el fútbol es fútbol siempre se consideró que para sancionar un penal debía existir intención de tocar el balón con la mano dentro del área. Por ese motivo había infinidad de situaciones en que el balón impactaba en la mano pero no se reclamaba o los árbitros no pitaban ya que la pelota iba directamente a la mano y no la mano buscaba el balón.

Pero ahora todo cambió y es por eso que los penales que antes no se cobraban hoy sí y entonces las polémicas y los reclamos están a la orden del día en cada fecha. Incluso en un mismo partido como sucedió en el cotejo entre Independiente y Huracán en donde el árbitro Fernando Echenique le dio un penal a Independiente por una mano de Hugo Nervo y no lo hizo ante una mano de Alan Franco.

Embed

Es decir que un mismo juez aplicó diferentes criterios ante una realidad irrefutable, ambas acciones terminaron con el balón impactando en el brazo de un jugador. De allí la preocupación que sobreviene teniendo en cuenta que restan cinco partidos para la definición del torneo y se juegan cosas muy importantes como para que los jueces no fallen y puedan aunar criterios.

En el partido entre Colón y Temperley el árbitro Nicolás Lamolina ignoró un claro penal en favor del Sabalero cuando Christian Bernardi remató dentro del área y Gastón Aguirre terminó desviando el disparo con su brazo izquierdo. El juez indicó córner pero atendiendo a la nueva disposición debió sancionar la pena máxima ya que el balón claramente pegó en el brazo y desvió la trayectoria del remate.


Hace algunos días Horacio Elizondo (Director de la Dirección de Arbitraje Nacional) habló por LT10 y se refirió a esta nueva reglamentación "La UEFA tiene una interpretación distinta para las manos. Es muy sencillo pero todo cambio necesita un tiempo. Nosotros estábamos acostumbrados a la mano intencional y a la regla se le agregó la acción deliberada, que dice que los árbitros deben interpretar cuando el jugador ocupa más espacio ante un pase, un remate al arco. El jugador tiene que hacerse responsable porque está ocupando más espacio, si está en una posición natural y no hubo una intención deliberada debe seguir interpretando que fue casual".

De todos modos, no resulta nada sencillo aunar criterio para determinar qué hacer cuando el balón impacta en el brazo o en la mano. Da la sensación que antes era más sencillo y que los jugadores y la gente se habían acostumbrado a que era penal cuando había una acción deliberada de jugar el balón con la mano. En cambio ahora, parece que toda mano dentro del área es penal. Por lo cual ingresamos en una zona gris que lejos está de aportar claridad.

¿Te gustó la nota?