Luego de la victoria 1-0 de Barcelona ante Valladolid, por la 2ª fecha de la Liga española, el rosarino Lionel Messi se tomó un ratito para atender a los hinchas, que siempre esperan por un autógrafo o foto. Pero hubo uno en particular que estalló en llanto al conocerlo.

LEER MÁS: Barcelona ganó con el VAR como protagonista

Se trata de un chico argentino y fanático de Newell's, equipo por el que La Pulga es confeso fanático. Durante el breve momento en el que Leo firmaba la camiseta de la Lepra, este nene no dejó de llorar de la emoción. Para que luego algunos digan que el fútbol es solo un deporte.

La cuenta oficial del elenco de la cuna de la bandera en su versión en inglés de Twitter hizo mención a esta situación muy particular.