La alegría en el mundo Colón parece no tener fin. Si bien falta un poco más de una semana para la actividad oficial en Argentina, lo que se logró este jueves 2 de agosto quedará grabado a fuego en la historia del fútbol santafesino y nacional. No solo por arrancar de la mejor manera la serie de los 16° de final de la Copa Sudamericana sino por lo que representaba el rival y en un mítico estadio.

San Pablo nunca había perdido por torneos internacionales allí y por eso la gesta termina siendo todavía más épica para este plantel y las más de 5.000 almas sabaleras, que hicieron 2.100 kilómetros para alentar y generar un amor que crece desde lo incondicional.

LEER MÁS: Colón hizo historia en el Morumbí

Los festejos se extendieron por todas las calles de una ciudad enorme, que sintió el cimbronazo de lo que generaron los santafesinos. Algo que tampoco puede ser pasado por alto y que maximiza todos los detalles. Pero hubo un dato más que dejó en claro el fervor por el presente.

LEER MÁS: Domínguez: "Hicimos un papel casi perfecto, un trabajo de equipo muy bueno"

Circula un video donde se ve a los jugadores cantando y saltando en un comedor, después del triunfo 1-0 ante el elenco paulista, con gol de Matías Fritzler. Se lo puede ver a un Emmuel Olivera muy alegre, junto a Christian Bernardi y Javier Correa.

LEER MÁS: ¡La leyenda continúa! Mirá el golazo de Fritzler para el triunfo ante San Pablo

Un motivo más para resaltar la importancia de este resultado.