Ovación
Jueves 11 de Enero de 2018

El gran sueño de Nicolás Copello

El santafesino, campeón con Libertad de Sunchales en el Súper 4 de básquet, contó que uno de sus anhelos es "jugar algún con mis hermanos en República del Oeste"

El Hogar de los Tigres quedó rendido a sus pies. Los sunchalenses se frotaron las manos para aplaudirlo y la consecuencia de un gran Súper 4 fue lógica: Nicolás Copello recibió el premio al MVP (Jugador Más Valioso). Estuvo apenas unas horas en Santa Fe junto a sus seres queridos antes de sumarse nuevamente a los trabajos de Libertad de Sunchales, que abrirá 2018 en la Liga Argentina recibiendo este viernes a Unión (SF).

En un mano a mano con UNO Santa Fe y Marca Personal, el base santafesino brindó sus sensaciones respecto a la coronación alcanzada: "Cuando defendemos bien se ve otro equipo, eso no lo negociamos y además nos permite en ataque jugar con mayor Libertad. Con Platense se abrieron muchas opciones y ante Viedma también tuvimos puntos altos que nos permitieron quedarnos con el Súper 4".

Con respecto a la final ante el elenco rionegrino, Nico expresó: "Cargamos de falta a Mariani y ellos no están acostumbrados a tenerlo tanto en la banca. Después se hizo un partido muy parejo en el segundo tiempo y por suerte lo pudimos cerrar mejor".


En el plano individual, a su conducción le adosó mayor responsabilidad ofensiva, imantando incluso al goleador Barovero. "Creo que en Libertad encontré mi lugar, traté de tener de movida ese rol de base natural con la confianza que depositó Seba (Saborido) en mí, más la ayuda de todos mis compañeros. Me siento muy cómodo y me salieron bien las cosas. Nosotros somos conscientes que Barovero es nuestra arma clave y el resto somos actores de reparto", expuso.

Y más adelante, profundizó: "Bruno es el jugador más determinante de la categoría, lo asumimos y estamos preparados para recibir el juego que él nos crea también cuando suelta el balón, esta temporada está leyendo mejor el juego y por eso siempre hay algún otro jugador que se destaca".

Nicolás Copello 2.jpg

Unión a la vista
Copello piensa que "la Conferencia Norte de la Liga Argentina es muy pareja. Con equipos irregulares, pero no hay que olvidarse como el año pasado que Echagüe iba último y después se recuperó. Acá no te podes dormir ni confiar con nadie. A priori sabemos que somos un equipo corto, los hermanos Alonso nos están ayudando muchísimo y puede que el cansancio nos pase factura en algún momento. Ahora solamente pensamos en ganar el próximo partido".


Precisamente a la vuelta de la esquina está Unión, elenco al que los Tigres batieron dos veces en la fase inicial. A la hora de dar su opinión, apuntó: "Estuvo irregular en la primera parte de la temporada y ahora cambió a su goleador por un jugador que puede jugar de tres y de cuatro, que a nosotros nos complicó mucho el año pasado cuando lo enfrenté con Salta. Tenemos que respetar y saber controlar a Unión, porque si se despierta nos puede complicar mucho".


Sueño vigente
En sus inicios, Nicolás Copello marcó un camino dentro de su camada con República del Oeste. Después inicio un camino por varios clubes de la Liga Nacional, hasta llegar a este presente en Libertad. Sus hermanos también están desperdigados y tal vez en algún momento los caminos se unan: "Siempre están las ganas y el deseo de terminar en República del Oeste, club al que quiero un montón. Ojalá tenga la posibilidad de jugar con mis hermanos y también porqué no soñar con juntarme con alguno de ellos en una Selección como pasó con Alloatti o Cosolito. Sigo siempre la actualidad del club y nunca perdí la relación con tanta gente linda que le da vida a la institución".