Ovación
Martes 26 de Septiembre de 2017

El Kun no pudo llegar al récord

Aunque Manchester City venció 2-0 al Shaktar Donetsk, no fue la noche de Sergio Agüero quien falló un penal.

Sergio Agüero estuvo a doce pasos de su objetivo. A solo doce pasos de un remate al gol que le permitiera escribir otra de sus páginas de gloria en la historia del Manchester City. Pero esta vez no pudo. Su remate, fuerte y a la derecha del arquero, fue tapado por Andriy Pyatov.

Y en esas manos quedó la chance del argentino de convertirse en el máximo goleador histórico del club inglés. El Kun lleva 176 goles en el conjunto Ciudadano y está a tan solo un tanto de igualar la marca de Eric Brook, quién convirtió 177 en 493 partidos, entre 1928 y 1939.

El sábado pasado, Agüero ya introdujo su apellido dentro de un selecto grupo. Marcó el cuarto gol de su equipo en la victoria ante el Crystal Palace y alcanzó así los 300 goles en su carrera a nivel de clubes. Además, lleva marcados 45 con la Selección Argentina.

Más allá del penal, que pudo haber puesto la frutilla del triunfo a los 26 minutos del segundo tiempo, el City se quedó con una buena victoria como local 2-0 ante el el Shakhtar Donetsk por la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Abrió la cuenta Kevin De Bruyne a los dos minutos del complemento y liquidó la historia Raheem Sterling a cuatro del final.