El Manchester City, vigente campeón de la Premier League, no pudo mantener su racha de victorias y tropezó este sábado en el primer partido de la tercera jornada, en casa del recién ascendido Wolverhampton Wanderers. Fue 1-1.

Al conjunto de Pep Guardiola, que hasta la fecha había derrotado al Arsenal (0-2) y al Huddersfield Town (6-1), lo salvó el defensor Aymeric Laporte, quien, con un gran cabezazo -su primer gol con la camiseta del City-, igualóal marcador después de que Willy Boly adelantara a los locales con un polémico tanto con la mano.

El equipo de Nuno Espirito Santo pudo haberse ido con la manos vacías duelo, ya que el City se topó tres veces con los palos: primero Sergio Agüero y Raheem Sterling en el primer tiempo, y después el Kun con un tiro libre en tiempo de descuento.

Con este resultado, el City suma dos triunfos y un empate y se mantiene temporalmente en lo más alto de la Premier League, mientras que el Wolves sigue sin estrenar su casillero de triunfos en su vuelta a la división reina del fútbol inglés y acumula un empate y dos derrotas.