Javier Mascherano hace poco que llegó a China para jugar en el Hebei Fortune con el objetivo de sumar minutos y agarrar ritmo para poder estar en el Mundial de Rusia 2018. Pero el Jefecito ya analiza su futuro y en River se ilusionan con su regreso.

El volante que nació futbolísticamente en el Millo, para luego jugar en Corinthians, West Ham United, Liverpool y Barcelona, tiene contrato con el conjunto chino y habrá que esperar hasta fin de año para su posible regreso, ya que en enero, cuando arribó al fútbol asiático, firmó un contrato por doce meses y lo respetará.

Lejos de su familia, instalada en Argentina, Mascherano por ahora disputó los seis partidos completos de Hebei Fortune en la liga. Allí su club se encuentra undécimo, a once puntos del líder. Pese a que gana una suma de dinero gigante, el Jefecito poco a poco piensa en volver a la Argentina a mediano plazo.