El director técnico de Rosario Central, Leonardo Fernández, quien fue ratificado en el cargo por los dirigentes del club, tuvo una dura reacción tras la derrota ante Racing, según revelaron medios rosarinos.

"Leo" Fernández había enviado un mensaje a sus colaboradores el domingo, luego de una reunión que mantuvo en el Gigante de Arroyito con los dirigentes del club "canalla", cuando sonaba muy fuerte que podía ser despedido.

"Les mando este mensaje en privado para que todos lo sepan: me llamaron los dirigentes a una reunión muy dura porque estaban muy preocupados", señaló el DT según un audio de WhatsApp difundido por La Capital.

"Les pedí que no rompan los huevos y que nos dejen trabajar tranquilos. Hijos de puta, los otros perdían 14 partidos y no les decían nada y nosotros perdemos dos partidos y ya nos quieren echar", advirtió Leo Fernández en la grabación difundida.

"Les pedí que nos dejen trabajar tranquilos estos cuatro partidos que faltan y que después nos sentemos a hablar", concluyó Fernández, quien el sábado dirigirá a Central a las 13.15 contra Defensa y Justicia, en Florencio Varela, por la 24ta. fecha de la Superliga.