El entrenador del seleccionado argentino, Jorge Sampaoli, anticipó antes del partido con España que ya tenía "in mente" el "80 por ciento" de la lista de jugadores que iban a estar en el Mundial de Rusia, entusiasmado por la victoria previa sobre Italia en Manchester, pero después de la catastrófica caída ante "La Roja" el armado de esa nómina de 23 integrantes se le volvió un verdadero rompecabezas.

Los 32 participantes de la Copa del Mundo deberán presentar una lista previa de 35 componentes el próximo 14 de mayo, que deberán actualizar a 23 el 1 de junio (el certamen comienza el 14).

Sin embargo Sampaoli tiene decidido nombrar a los 23 en primera instancia, porque alega que cuando debió hacer lo mismo para el pasado Mundial de Brasil, en ocasión de estar dirigiendo al seleccionado de Chile, le costó mucho "explicarles las razones de sus exclusiones a los 12 jugadores que se iban a quedar afuera".

Claro que hoy, a un mes y medio de tener que definir esa lista, el técnico se está replanteando muchas situaciones y seguramente necesitará más tiempo del que imaginaba para confeccionarla. Es que la última prueba fue decididamente negativa y ya no habrá más oportunidades de seguir trabajando en competencia, puesto que el último juego antes del Mundial lo tendrá Argentina el 9 de junio en Tel Aviv frente a Israel, a una semana exacta de su debut ante Islandia (el 16 en Moscú).

De todas maneras para el entrenador de Casilda "la base está" y la componen los que forman parte de los orígenes de esta generación de futbolistas que vienen de perder tres finales consecutivas en el Mundial de Brasil y las dos Copa América de Chile 2015 y Estados Unidos Centenario 2016.

Estos futbolistas son los arqueros Sergio Romero y Nahuel Guzmán; los defensores Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi y Marcos Rojo; los volantes Lucas Biglia, Javier Mascherano, Ángel Di María y Éver Banega; más los delanteros Lionel Messi, Sergio Aguero y Gonzalo Higuaín. A esta docena de futbolistas se sumará un grupo de "nuevos" más otro de "muy nuevos", aunque en esta última gira europea hubo casos puntuales en los que algunos de los primeros "se pusieron" y otros se "sacaron" más en los entrenamientos que en los partidos.

Entre los primeros están Manuel Lanzini y Giovani Lo Celso, de los "nuevos", y el debutante Maximiliano Meza (el volante de Independiente fue lo mejor de Argentina en el 1-6 frente a España, sobre todo en el primer tiempo) entre los "muy nuevos".

También del primer grupo y aunque alguno jugó un solo partido y otro apenas un rato del segundo, contarán con un pasaje a Rusia el zaguero central Federico Fazio y el volante izquierdo Marcos Acuña.

Sampaoli se siente identificado con el juego que le hace desplegar a Independiente su colega Ariel Holan y de hecho frente a los españoles jugaron como titulares tres de los componentes del último campeón de la Copa Sudamericana, los laterales Fabricio Bustos y Nicolás Tagliafico, más el mencionado Meza. Bustos y Tagliafico "se pusieron" en el primer partido ante Italia y el lateral derecho "se sacó" en el segundo frente a España, algo que también le puede caber al arquero Wilfredo Caballero (el pasado fin de semana Agustín Marchesín reclamó para sí en forma pública un lugar detrás de Romero y Guzmán), aunque sus acciones todavía cotizan más que las del ex Lanús o del promocionado riverplatense Franco Armani.

Un caso particular es el del joven Lautaro Martínez (20 años), a quien Sampaoli siguió con fruición durante los últimos partidos de Racing en la Superliga y se entusiasmó con su capacidad goleadora, pero esto tornó en desencanto cuando lo vio entrenar junto a futbolistas que actúan en Europa y reconoció que al bahiense "le falta una marcha más en la toma de decisiones" para estar entre los delanteros que irán a Rusia.

En este punto el que tendría que aventajarlo es el que parecía iba a ser el tercer "nueve" cuando Sampaoli asumió, pero que después perdió terreno hasta desaparecer de la vista del cuerpo técnico: el capitán de Inter, Mauro Icardi. Sin embargo el marido de la modelo Wanda Nara no tiene hoy por hoy chances mundialistas.

Los otros casos que permanecieron en la nebulosa durante esta gira son los de Diego Perotti (solamente jugó con Italia) y Ángel Correa (no vio acción en ninguno de los dos encuentros). Del atacante de la Roma el entrenador argentino llegó a decir que es "el jugador más desequilibrante en el uno contra uno después de Neymar".

A ellos se suman, pero con muchas más chances de estar en la cita mundialista, el zaguero Ramiro Funes Mori, que volvió a estar disponible después de 11 meses de la recuperación de una rotura ligamentaria de rodilla, aunque en esta gira Sampaoli solamente lo observó en los entrenamientos. El defensor zurdo del Everton inglés es una alternativa posible y necesaria como segundo marcador central.

La última variante en cuanto a candidatos a ir a Rusia la componen los que después de la catástrofe española "se pusieron" aunque no estuvieron convocados, estando a la cabeza de ese grupo Paulo Dybala, que si bien es considerado como una alternativa de Messi, ni más ni menos, también lo es por el cuerpo técnico como "9", y en ese aspecto puede sacarle ventajas a Lautaro Martínez como tercer centroatacante.

El lesionado Eduardo Salvio, que empezó su carrera en Lanús como puntero derecho, trató de adaptarse a actuar como volante por ese sector, pero ahora Sampaoli lo imagina más atrás aún, como lateral, tiene el pasaporte en la mano. Hasta aquí, la nómina contempla a 21 candidatos para la Copa del Mundo, restando dos lugares, uno para un arquero, que hoy por hoy es Caballero (pese a que recibió cinco goles de los españoles y Marchesín cuatro en el anterior juego con Nigeria) y el otro para un atacante seudo volante por afuera que, sobre todo por su "dinámica europea", tiene buenas chances, como el boquense Cristian Pavón.

Para el listado de 12 reservistas quedarán entonces el propio Marchesín, Bustos, Nicolás Pareja, Ángel Correa, Perotti, Alejandro "Papu" Gómez, Pablo Pérez, Enzo Pérez, Leandro Paredes (perdió puntos en esta gira), Icardi, Lautaro Martínez y Lautaro Acosta.

Pasando en limpio entonces los 23 nombres con mayores chances de estar en Rusia después del "desastre de España (igual se llamó al de Suecia en el Mundial de 1958, cuando también se cayó por 6-1 con Checoslovaquia)", la lista podrá conformarse así:

Arqueros: Sergio Romero, Nahuel Guzmán y Wilfredo Caballero.

Defensores: Gabriel Mercado, Marcos Rojo, Federico Fazio, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori, Nicolás Tagliafico y Eduardo Salvio.

Mediocampistas: Javier Mascherano, Lucas Biglia, Giovani Lo Celso, Ángel Di María, Marcos Acuña, Éver Banega, Maximiliano Meza y Manuel Lanzini.

Delanteros: Lionel Messi, Sergio Aguero, Gonzalo Higuaín, Paulo Dybala y Cristián Pavón.

Mercado y Rojo son preferidos por Sampaoli como centrales, aunque por lo visto ante España serán necesarios como laterales, pero como la prueba con línea de cuatro puede haber sido "ensayo y error", el técnico puede optar por volver a la de tres, con lo que siete defensores, en ambos casos, sería una cantidad razonable para ir al Mundial.

De todas formas, por lo visto en la última imagen que quedará en la retina de todos después del 1-6 ante los españoles, esta lista mundialista será para los argentinos la de "Messi y 22 más".