Ovación

El show de "Piojo" Herrera , el DT más apasionado del Mundial

Salta, grita, chifla, simula sacar tarjetas de su saco cuando sus jugadores reciben una falta y festeja los goles como si él mismo los marcara. Es el entrenador de México y el más eufórico y carismático de la Copa.

Martes 24 de Junio de 2014

"Nos saldremos a matar para que nuestra afición siga soñando", "estos chavos se parten el alma por los hinchas" o "para hacer historia hay que ganarle al que sea", son algunas de las frases de Miguel Ernesto Herrera Aguirre (46), simplemente "El Piojo" o también, el DT más destacado del Mundial por sus apasionados festejos, su constante gesticulación y su extrema confianza en un futuro glorioso del "Tri" en Brasil.

Ayer, Herrera liberó toda su pasión por el seleccionado que dirige en cada uno de los tres goles ante Croacia que clasificó a México a los octavos de final de un Mundial al que entró por la ventana y en el que en la previa era considerado entre los débiles por su turbulento presente y la ausencia de referentes como Carlos Vela, por decisión personal, y de Luis Montes, quien 11 días antes del comienzo de la Copa del Mundo sufrió la fractura de tibia y peroné cuando disputaba un amistoso de preparación.

Como futbolista, el "Piojo" se desempeñó como defensor y jugó durante 14 años, siempre en clubes de México. Su debut como DT fue en 2002, en el Atlante, y luego dirigió otros seis clubes de su país hasta que le llegó la oportunidad en su seleccionado.

Herrera fue el cuarto entrenador del "Tri" en el camino a Brasil. El "Piojo" se hizo cargo del seleccionado en un momento muy sensible para las aspiraciones mundialistas de México, cuando quedó decretado que el equipo debía jugar un repechaje ante Nueva Zelanda para jugar la cita máxima, y en momentos en que dirigía al América de su país (equipo finalmente campeón de la Liga). Antes de él pasaron por el banco azteca José Manuel "Chepo" de la Torre, luego destituido, José Luis Tena, quien duró solamente un partido, y Víctor Manuel Vucetich, despedido tras dos encuentros.

El 20 de octubre de 2013, día de su presentación oficial como técnico de México, Herrera declaró: "Tenemos un compromiso muy grande y lo asumimos con toda la responsabilidad. Sin duda alguna vamos a estar en el Mundial; han confiando en esta dupla de gente que ha trabajado bien en este año y trataremos de hacerlo mucho mejor en la Selección(...) Todos los que estamos en este compromiso tenemos la responsabilidad de que el país vuelva a ir al Mundial. No es lo mismo un Mundial con y sin México".

El sorteo de la Copa de Mundo deparó para el "Tri" nada menos que el Grupo A, el de Brasil. En el debut, el equipo venció 1-0 a Camerún en un encuentro en el que le anularon dos goles que eran lícitos. "El arbitraje nos sacó dos goles, pero llegamos con tres puntos y el ánimo a tope", subrayó aquel día Herrera quien luego, desde su cuenta de Twitter, felicitó a sus jugadores: "Se la rifaron los chavos, dejaron el alma en la cancha. Ahora a pensar en el siguiente partido".

El segundo encuentro fue nada menos que ante Brasil, en el que México logró un valioso empate sin goles tras una gran partido colectivo en el que sobresalió la figura de Guillermo Ochoa, clave para sostener su arco invicto con atajadas memorables.

"Creo que no hay un portero que haya hecho en un Mundial lo que hoy hizo Memo, hace atajadas de gran nivel. Ha respondido como lo pensamos, con actitud, está disfrutando su Mundial después de haber estado dos en la banca", destacó el DT sobre su arquero y luego agregó sobre el partido ante el anfitrión: "No podemos decir que el resultado es extraordinario, es bueno a secas porque nos deja seguir sumando. Todavía no conseguimos nada. En el último partido saldremos con todo a buscar los tres puntos porque queremos entrar bien sólidos a la siguiente fase".

México llevó a cabo entonces la idea del DT y arrolló a Croacia con una demostración de fútbol y carácter, sobre todo en el segundo tiempo, cuando marcó tres goles en 10 minutos para el 3-1 final que le dio al equipo el pasaje a los octavos de final del Mundial, llave en la que deberán enfrentar a Holanda, el domingo 29 de junio en Fortaleza.

Al término del encuentro en el que Herrera ya había dejado su sello con festejos alocados en los tres goles, declaró: "Lo prometido. Dije se iban a matar, que iban a conseguir el resultado y salimos a eso, a ganar, a buscar, era un equipo muy difícil, juegan muy bien, pero estos chavos se parten el alma con ellos (los hinchas)".

Y añadió: "No hay que hablar antes (ndr: por los dichos de los croatas sobre que iban a quebrar la resistencia de México), como lo dije, hay que hablar ahí adentro y estos chavos lo hicieron muy bien y lo hablaron ahí adentro. Este no es el día más feliz de mi vida sino uno de los más felices porque vienen todavía más", firmó el "Piojo".

El tiempo dirá si efectivamente para México vienen más días de felicidad en Brasil. Por lo pronto su DT ha hecho de este seleccionado un equipo que recuperó el espíritu de lucha del "Tri" que llegó a Brasil con el objetivo de no irse en primera ronda. Lo logró y va por más...

¿Te gustó la nota?