Godoy Cruz arrancó el campeonato con un triunfo más que valioso ante Estudiantes: jugaba con uno menos desde los 18 minutos, pero en la última jugada del partido se llevó el triunfo con un tanto de penal.Juan Andrada fue el hombre que marcó un cambio rotundo en el ritmo del partido, tras ver la tarjeta roja a los 18 minutos de juego por doble amonestación.A partir de allí, el Pincha dominó las acciones y consiguió las situaciones más claras, pero la falta de efectividad no le permitió romper el cero y una mano infantil de Lucas Albertengo a los 94 minutos lo sepultó: Diego Viera no falló desde los 12 pasos y decretó el 0-1 final.